• Regístrate
Estás leyendo: Alerta FMI desaceleración por volatilidad y guerra comercial
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 14:31 Hoy

Alerta FMI desaceleración por volatilidad y guerra comercial

Llamado desde Davos. La economista principal del organismo pide “hacer un balance de muchos riesgos que aumentan” dada la debilidad prematura de los factores que alentaron el crecimiento en 2017.
Publicidad
Publicidad

La economía global se debilita más rápido de lo esperado, ya que las guerras comerciales y la volatilidad de los mercados socavan aun más el clima de inversión, señaló ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) al comenzar el Foro Económico Mundial de este año en Davos.

Los líderes mundiales y los titanes empresariales convergieron en la estación de esquí de Suiza, reconociendo la reciente debilidad económica de Asia a Europa, diciendo que el populismo y las políticas de conflicto internacional pasan factura en las perspectivas económicas mundiales.

Los jefes corporativos quedaron aturdidos por el rápido cambio en el sentimiento que se produjo después de un aumento de las tensiones comerciales durante el último año y la noticia del lunes de que la tasa oficial de crecimiento de China se redujo a su nivel más débil desde 1990.

Junto con la reducción de estimados de crecimiento del FMI, en una encuesta a los directores ejecutivos que realizó PwC se señaló un fuerte aumento del pesimismo en comparación con un optimismo casi universal de hace un año.

En la encuesta de PwC se muestra que casi un tercio de los directores ejecutivos cree que la perspectiva global oscurecerá, en comparación con solamente 5 por ciento hace un año. “Con el aumento de las tensiones comerciales y el proteccionismo, es lógico pensar que disminuya la confianza”, explicó Bob Moritz, presidente global del grupo de servicios profesionales.

El FMI responsabilizó de sus pronósticos más pesimistas sobre todo a la debilidad en Europa y Japón que desaceleraron el impulso de la economía global. Alegó que la mayor reducción se produjo en las economías avanzadas, donde el crecimiento se prepara para caer de 2.3 por ciento en 2018, a 2 por ciento en 2019 y 1.7 por ciento en 2020.

Algunos de los efectos de las guerras comerciales ya se sienten, dijo el FMI, lo que llevó a que se debilite el crecimiento del comercio mundial. Algo de mayor preocupación, es que la perspectiva puede empeorar.

“El verdadero ímpetu subyacente podrá ser incluso más débil de lo que indican los datos, ya que las cifras generales tal vez aumentaron por la carga anticipada de importaciones antes del incremento de los aranceles, así como por un aumento en las exportaciones de tecnología con el lanzamiento de nuevos productos”, expuso el FMI.

El organismo de comercio y desarrollo de la ONU hizo eco de esta preocupación sobre el comercio y la globalización, ya que reportó una caída de 19 por ciento en la inversión extranjera directa a escala mundial en 2019 pues las empresas estadunidenses repatriaron fondos para aprovechar las nuevas exenciones fiscales, con lo que retiraron dinero de la economía global.

Estas fuerzas llevaron al FMI a revisar a la baja sus principales pronósticos económicos, y el fondo ahora pronostica que la economía mundial se va a desacelerar de 3.7 por ciento de crecimiento en 2018, a 3.5 por ciento en 2019 y 3.6 por ciento en 2020.

El aumento en 2020 se atribuyó a las expectativas de que Turquía y Argentina sufrirían profundas recesiones en 2019, antes de recuperarse el año siguiente.

Las nuevas estimaciones se encuentran, 0.2 puntos porcentuales y 0.1 puntos porcentuales debajo de los pronósticos más recientes del FMI en octubre.

El informe del FMI pintó una imagen frágil de la economía mundial en un momento en que los líderes se enfocan cada vez más en los asuntos internos. Instó a una mayor cooperación internacional para dar a las empresas más confianza para invertir en el futuro.

Gita Gopinath, la nueva jefe economista del FMI, comentó: “Las revisiones a la baja son modestas. Sin embargo, creemos que aumentan los riesgos de correcciones a la baja más significativas”.

“Las fuerzas cíclicas que impulsaron el crecimiento amplio global desde la segunda mitad de 2017 posiblemente se debilitan un poco más rápido de lo que esperábamos en octubre... si bien esto no significa que estemos ante una desaceleración importante, es relevante hacer un balance de muchos riesgos que aumentan”, agregó.

Un riesgo específico que destacó el FMI fue que Gran Bretaña puede salir de la UE sin un acuerdo negociado, un Brexit sin acuerdo. El fondo dijo que este resultado es una “posibilidad cada vez mayor” que podría tener efectos secundarios negativos en toda Europa.

Ya que China reportó su crecimiento más débil desde 1990, el FMI predijo que la desaceleración puede ser más marcada de lo esperado, lo que a decir de Gopinath puede “desencadenar abruptas ventas masivas en los mercados financieros y de materias primas como ocurrió en 2015-16”.

El fondo también expresó su preocupación por la posición presupuestaria de Italia, que sufre de debilidad bancaria. “Un periodo prolongado de rendimientos elevados de (bonos italianos) tendrá un peso en la actividad económica, y empeoraría la dinámica de la deuda”, indicó el FMI en su informe.

El fondo hizo un llamado a los países para resolver las tensiones comerciales y lograr un brexit sin problemas, algo que se vuelve más difícil pues EU y de Reino Unido no estarán en Davos debido a las crecientes crisis internas.

“La principal prioridad de la política es que los países resuelvan de manera cooperativa y rápida sus desacuerdos comerciales y la incertidumbre política que resulta de eso, en lugar de elevar aún más las perjudiciales barreras y desestabilizar una economía mundial que ya se está desacelerando”, concluyó Gopinath.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.