• Regístrate
Estás leyendo: Desarrolladores de ‘software’ niegan relación con ‘Rastrillo’
Comparte esta noticia
Jueves , 21.02.2019 / 06:30 Hoy

Desarrolladores de ‘software’ niegan relación con ‘Rastrillo’

Abren línea de quejas. El presidente de Atio Group dice que su tecnología no es la responsable del fraude a Pemex, aunque reconoce fugas de información.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Atio Group lanzó una línea telefónica de denuncia para que sus clientes reporten intentos de venta de software falso a las estaciones de servicio.

Con más de cinco mil gasolineras en su cartera de clientes, de las más de 12 mil que hay en todo el territorio, el desarrollador del software ControlGas aseguró, a través de su presidente, Pablo Gualdi, que no permitirá "que personas malintencionadas impunemente dañen su imagen o pretendan usar nuestra marca para relacionarla con softwares ajenos a nuestros productos”.

En entrevista con MILENIO, el presidente de la empresa desarrolladora de controles volumétricos, sostuvo que el Rastrillo no existe; en todo caso, se trata de un programa pirata.

Aunque admitió que ha habido robos del código de software ControlGas en el pasado, insistió en que éstos no han sido significativos y que las tareas de su equipo de programadores están divididas para evitar que alguien pueda llevarse todo el programa.

—¿Mete las manos al fuego por su equipo?

—Sin duda.

Gualdi dijo desconocer investigaciones del gobierno federal sobre los sistemas de softwares volumétricos y aseguró que ni la empresa ni sus productos están ni han estado nunca bajo investigación de las autoridades.

El directivo recalcó que “es extremadamente fácil ver si sobra o falta algo, es una aritmética de litros, nosotros estamos conectados con los dispensarios, con los tanques que despachan y sería extremadamente fácil detectar cualquier tipo de alteración”.

—¿Nadie en Atio podría hacer este software paralelo?

—No, tenemos las tareas bastante divididas para evitar ese tipo de temas. Hace muchos años tuvimos un problema con dos trabajadores que se llevaron parte del código, intentando hacernos competencia, pero no alteraciones que yo sepa, obviamente tampoco prosperaron, porque no todos en la empresa conocen todo y es bastante difícil que nos puedan robar toda la tecnología, nada es imposible, pero tenemos bastante controlado eso y es imposible armar todo el rompecabezas, así es como se protegen las empresas de software.

—¿A qué atribuyen que las investigaciones de la Unidad de Investigación Financiera apunten a los diferenciales en los controles volumétricos?

—Desconozco esos casos, eso no tiene que ver con nosotros y es algo muy fácil de detectar.

—¿No conoce el Rastrillo?

—No, la primera vez que lo escuché fue de boca de un ex empleado, Michel Duhart, cuando empezó a amenazar a la empresa, dijo que él sabía del Rastrillo y que nos iba a difamar, por eso cuando salió la nota con el nombre del Rastrillo, se me vino a la mente el nombre de este empleado que salió resentido de la empresa.

—¿Mario Coeto y Alejandro Aragón trabajan aún en Atio?

—Sí, están en las áreas administrativas y técnicas y no sé por qué se mezcla esto con una demanda laboral de Michel Duhart que ha estado molestando a la empresa, pero eso nada tiene que ver, nunca hicimos nada, porque pensamos que no tendría consecuencias.

—Son varios los ex empleados y algunos en activo que coinciden en el uso de este software paralelo, ¿tienen problemas de tipo laboral que hagan que se den este tipo de señalamientos contra la empresa?

—Muchas veces demandan, a veces por iniciativa propia, otras porque hay algún aconsejador, pero nosotros tenemos 150 empleados, los consentimos mucho, tienen buenas prestaciones y trato, pero eso no quita el caso que seamos susceptibles de demandas laborales.

El presidente de Atio Group informó que ya inició una demanda contra quien resulte responsable por difamación, incluso contra ex empleados con demandas laborales en curso, "que mostraron imágenes de programas sin relación con nuestros productos".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.