• Regístrate
Estás leyendo: Con ‘derroche’, Citi da vuelta a la página de la crisis global
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 09:26 Hoy

Con ‘derroche’, Citi da vuelta a la página de la crisis global

Para aumentar su rentabilidad y pasar del actual 8 a 11 por ciento para 2020, los directivos planean una estrategia con riesgos mejor calculados.

Publicidad
Publicidad

Hace diez años, al inicio de la crisis financiera, Chuck Prince, el entonces jefe de Citigroup, declaró que el banco “aún bailaba” en lo que respecta a los préstamos, a pesar de los temores de una creciente burbuja de valoración.

Esta semana, en la primera conferencia de Citi para sus inversionistas en nueve años, el actual jefe, Michael Corbat, bailó una melodía muy distinta.

Al dirigirse a los accionistas en Gotham Hall, en Manhattan, Corbat afirmó que Citi al fin salió del modo de recuperación tras la crisis y estableció los nuevos objetivos financieros para las utilidades y los pagos a los accionistas.

A pesar de eso, indicó que Citi evitará tomar cualquier tipo de riesgo como el que los llevó a su rescate financiero de 45 mil millones de dólares por parte del gobierno, en 2009. “Estamos en el negocio de la toma de riesgos, pero ninguno debe ser desproporcionado”, dijo.

Sin embargo, luego de años de ver a Citi generar retornos por debajo de los de la industria y no lograr sus objetivos, algunos inversionistas y analistas cuestionaron si se pueden alcanzar los objetivos más recientes y qué necesita el banco para lograrlos.

El principal compromiso de Citi fue el aumento de la rentabilidad, medida por el retorno sobre capital común tangible, para pasar de menos de 8 por ciento en los últimos 12 meses a 11 por ciento en 2020. Corbat dijo que el alza en parte recibirá el impulso por la recompra de acciones, con lo que se reducirá el capital en circulación.

Citi planea distribuir 60 mil mdd a sus inversionistas a través de recompras de acciones y dividendos en los siguientes tres años, pero esa cifra es más grande que todas las utilidades que se pronostican durante el periodo y es equivalente a casi un tercio de su capitalización de mercado actual, de 186 mil mdd.

El banco tendrá que solicitar la aprobación de los reguladores para poder hacer el derroche, aunque parece que los funcionarios de Estados Unidos ahora están cómodos con que Citi reconstruyera su balance después de la crisis.

El mes pasado la Fed le dio permiso a Citi para regresar 19 mil mdd en los próximos 12 meses, 30 por ciento más del ingreso que los analistas creen que va a generar en el periodo. Sin embargo, la bonanza de 60 mil mdd va a erosionar el ratio de capital de recursos propios básicos —Tier 1— de Citi, una medida muy observada de fortaleza financiera, de 13 por ciento a 11.5 por ciento.

John Gerspach, director financiero, afirmó que el banco puede manejar fácilmente la reducción de su amortiguador del balance. La posición de capital de Citi, dijo, se encuentra “entre las más sólidas”. Su colchón está por encima del mínimo del ratio de capital de recursos propios básicos —Tier 1— que exigen los reguladores, por ejemplo, es mejor que el de Bank of America y JPMorgan.

Los ejecutivos también proyectaron que los ingresos más altos y los ahorros de costos en las dos divisiones de Citi, banca de consumo e institucional, ayudarán a darle el impulso al tan esperado aumento de la rentabilidad, aunque los ejecutivos esperan que la mejora sea significativamente mayor en comparación con la anterior.

En particular, Stephen Bird, director de banca de consumo de Citi, destacó el potencial de las recientes inversiones que hicieron en México, donde tiene una presencia considerable en la banca minorista y en tarjetas de crédito.

El banco ya es el mayor emisor global de tarjetas de crédito por préstamos totales. “Nuestra escala y nuestra inversión nos colocan en una posición para ganar participación” en México, dijo Bird.

Citi invirtió mil mdd en el país para agregar 2 mil 500 nuevos cajeros automáticos y modernizar la banca móvil. Sin embargo, la inversión mexicana puede quedar vulnerable si el presidente de EU, Donald Trump, sigue con sus amenazas de campaña de aplicar medidas proteccionistas.

Por su parte, las tarjetas de crédito son un rincón particularmente competitivo del sector de la banca minorista de EU, ya que los emisores presentan ofertas cada vez más generosas para atraer a los posibles solicitantes de crédito.

El Día del Inversionista cayó muy bien en Wall Street, lo que hizo que los títulos de Citi subieran casi 3 por ciento el martes para cerrar en 68.03 dólares, ligeramente por debajo de sus niveles más altos desde 2009. “Lo que dijeron es totalmente creíble”, dijo Glenn Schorr, analista de Evercore ISI, aunque agregó: “No todo para ellos es pan comido, estos son negocios muy competitivos, y otras personas también invierten en ellos”.

Cuando le preguntaron en el Día del Inversionista cómo rendiría las cuentas para cumplir con los nuevos objetivos, Corbat señaló que el banco cambió su criterio de pagos. Sus pagos de incentivos ahora se vinculan con las ganancias acumuladas por acción del banco. “Me imagino que este último objetivo, que se estableció el martes, se va a incorporar al plan de bonos de este año”, dijo el director ejecutivo, quien asumió el mando del banco en 2012.

Sin embargo, los ejecutivos insisten en que no van a recurrir a asumir demasiados riesgos para lograr los objetivos. “Realmente nos esforzamos por no ser adversos al riesgo, sino por encontrar un equilibro”, dijo Jamie Forese, presidente del banco. “En algún momento, independientemente de si todavía estamos en el equipo de dirección o no, otra crisis llegará”.

“Una cosa a la que todos nos comprometimos es en asegurar que ni de cerca llegue a ser tan perjudicial”, para Citi, dijo. “Me gustaría pensar que la próxima vez que llegue una crisis, vamos a estar en una posición con ventaja”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.