• Regístrate
Estás leyendo: Paquistaní envenena a familia porque la casaron a la fuerza
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 18:32 Hoy

Paquistaní envenena a familia porque la casaron a la fuerza

Con ayuda de su amante y una tía, Asiya Bibi intóxico a 26 familiares de su esposo, en el pueblo de Lashari, después de que su padre la obligó a casarse con el hijo de su tío.

Publicidad
Publicidad

Una mujer paquistaní envenenó a su marido y a otros 26 familiares con la ayuda del hombre que ama, después de que sus padres le obligaran a casarse en septiembre; hasta momento 15 personas murieron, entre ellos el esposo.

La última de las víctimas es una niña, informó el agente Abdul Khaliq, portavoz policial en el pueblo de Lashari, provincia oriental paquistaní de Punyab, donde el pasado 25 de octubre comenzó la pesadilla para la familia política de Asiya Bibi.

Esa mañana Bibi echó el veneno que había recibido de su amante, Muhammed Shahid, en la leche con la que preparaban como de costumbre un yogur bebible conocido como lassi. Al menos 27 personas lo consumieron, de las cuales 12 sobrevivieron tras ser hospitalizados.

TE RECOMENDAMOS: Prmer ministro de Pakistán dimite por nexos con 'Panamá Papers'

"Primero pensaron que el envenenamiento lo había provocado un lagarto o una serpiente que había caído en la leche, pero luego descubrieron que Asiya lo había hecho", dijo el agente policial.

Bibi "confesó su crimen" admitiendo que pretendía acabar con la familia política para ser libre y poder así casarse con su amante, explicó el agente.

Ese había sido su deseo antes de la boda, pero su padre rechazó al hombre de su elección y la obligó a casarse con su primo Muhammed Amjad, hijo de un hermano de su padre, agregó el portavoz policial.

La pareja y una tía de Bibi que también colaboró en el envenenamiento fueron arrestados y comparecerán hoy ante un tribunal antiterrorista, reveló Khaliq.

ESS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.