• Regístrate
Estás leyendo: Trump recula
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 10:11 Hoy

Trump recula

Firma decreto para mantener juntas a familias de indocumentados, pero ratifica que la lucha contra la migración ilegal continuará “igualmente dura, si no más; debemos mantener nuestras fronteras fuertes”.
Publicidad
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó ayer un decreto para poner fin a la separación de las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera.

Tras la avalancha de críticas por su política de “tolerancia cero” lanzada en mayo, que derivó en la separación de más de 2 mil 300 menores de sus padres, subrayó que la lucha contra la inmigración ilegal continuará “igualmente dura, si no más”.

““No nos gusta ver a las familias separadas. Al mismo tiempo, no nos gusta que la gente entre ilegalmente en nuestro país. Esto resuelve el problema”, dijo el mandatario durante la firma del decreto en la Oficina Oval, luego de insistir durante semanas en que estaba obligado por ley a apartar a los niños de sus padres.

“Creo que cualquiera con un corazón podría actuar de la misma manera”, agregó; también señaló que su hija Ivanka y su esposa Melania tenían sentimientos “muy fuertes” sobre el tema. Ivanka no hizo ningún comentario público, pero Trump dijo a legisladores el martes pasado que su hija le había planteado el problema, según CNN y The Washington Post.

“Debemos mantener nuestras fronteras fuertes o seremos invadidos por el crimen y por personas que no deberían estar en nuestro país”, dijo Trump más temprano a legisladores republicanos en la Casa Blanca.

Pero mientras terminan las separaciones, la orden ejecutiva indica que las condiciones para detener a los inmigrantes indocumentados pueden endurecerse.

Los puntos clave son: 1. Cualquier adulto que haya sido detenido cruzando la frontera ilegalmente, incluso si solicita asilo, será arrestado y acusado con cargos criminales de ingresar de manera ilegal al país. Esto queda sin cambios respecto a la política anunciada el 7 de mayo pasado.

2. Los niños de grupos familiares que cruzan la frontera de manera ilegal no serán separados. Las familias serán ahora detenidas juntas por el Departamento de Seguridad Interior (DHS), en vez de quedar a cargo del departamento de Justicia, Vivienda y Servicios Humanos.

3. La unidad familiar estará a cargo del DHS durante el periodo requerido para su proceso en la corte, con acusaciones por ingresar ilegalmente a Estados Unidos y para revisar sus solicitudes de inmigración. Como estos procesos pueden tomar meses e incluso años, la administración de Trump buscará cambiar el Acuerdo de Flores de 1997, que prohíbe al gobierno mantener a los niños detenidos, incluso con sus familias, por más de 20 días.

4. Sin embargo, la orden de Trump también dice que “en la medida de lo posible” se priorizarán los casos que involucren a las familias, y 5. El Departamento de Defensa ordenó que cualquier instalación disponible sea utilizada como alojamiento de inmigrantes indocumentados, y si es necesario construir nuevos espacios para ellos.

MÁS CRÍTICAS

La separación familiar de inmigrantes indocumentados lleva años en la frontera sur, pero hasta ahora era aplicada a discreción por agentes de la patrulla fronteriza.

Ayer, varias voces se alzaron contra esta política durante la celebración del Día Mundial de los Refugiados, entre ellas la del ex presidente Barack Obama.

“¿Somos una nación que acepta la crueldad de arrancar a los niños de los brazos de sus padres, o somos una nación que valora a las familias y trabaja para mantenerlas unidas?”, preguntó.

La primera ministra británica, Theresa May, consideró “profundamente perturbadoras” las imágenes de “niños detenidos en lo que parecen ser jaulas”. Su par canadiense, Justin Trudeau, calificó de “inaceptable” la política.

“La dignidad de una persona no depende de que sea ciudadano, migrante o refugiado. Salvar la vida de quien escapa de la guerra y de la miseria es un acto de humanidad”, tuiteó el papa Francisco.

Thorbjorn Jagland, secretario general del Consejo de Europa, expresó que Trump no es el “líder moral” del planeta y “no puede hablar más en nombre del mundo libre”.

La Unión Estadunidense de las Libertades Civiles (ACLU) deploró una crisis que atribuyó a Trump y generó “daños irreparables a miles de familias migrantes”. Subrayó que los niños no deben estar en la cárcel, ni siquiera con sus padres, bajo ninguna circunstancia, y que el decreto solo reemplazará un problema por otro.

Las aerolíneas American y United tomaron distancia del gobierno y anunciaron que no transportarán a niños migrantes separados; “el proceso de separación familiar no concuerda en absoluto con los valores de American Airlines. Nosotros unimos a las personas, no las separamos”, publicó.

NIÑOS QUE VIAJAN SOLOS, EN NIVELES SIN PRECEDENTE: UNICEF

Unicef informó que el año pasado 9 mil niños y adolescentes mexicanos que migraron sin documentos a Estados Unidos fueron retornados; la mayoría viajaba sin la compañía de un adulto. Ese mismo año fueron detectados 18 mil 300 niños y adolescentes migrantes extranjeros en México y 16 mil 162 fueron repatriados.

En el Día Mundial del Refugiado informó que el número de niños migrantes y refugiados que emigran sin compañía de un adulto ha llegado a niveles sin precedente: se multiplicó casi por cinco entre 2010 y 2015. Al menos 300 mil niños separados y no acompañados se registraron en unos 80 países entre 2015 y 2016, frente a los 66 mil de 2010-2011.

Sin embargo, la cifra real de niños que migran solos puede ser bastante más alta; indicó que estos menores “están en un alto riesgo de sufrir trata de personas, explotación, violencia y abuso. Los niños constituyen 28 por ciento de víctimas totales de trata”.

También resaltó que el número de niños refugiados y desplazados forzosos ha alcanzado máximos históricos, su acceso a apoyo y servicios esenciales, como atención sanitaria o educación, está en riesgo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.