• Regístrate
Estás leyendo: CIA pide a Trump poner más atención al ‘narco’
Comparte esta noticia

CIA pide a Trump poner más atención al ‘narco’

Mike Pompeo, director de la agencia, afirma que junto con el DHS puede “hacer un buen trabajo contra las amenazas” desde México y Centroamérica.

Publicidad
Publicidad

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, en inglés) presentó al presidente Donald Trump opciones para incrementar la atención en las amenazas en el área de narcotráfico desde México y Centroamérica, reveló ayer su director, Mike Pompeo.

En una charla en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), Pompeo citó el caso de las amenazas por drogas desde México como un área donde la CIA ha planteado a Trump poner más atención en conjunto con el secretario de Seguridad Interna de EU, el general John Kelly.

“Junto con el general Kelly, nosotros le presentamos al presidente algunas opciones donde pensamos que podemos hacer un buen trabajo contra las amenazas del narco en México y Centroamérica”, apuntó Pompeo al preguntarle sobre áreas de oportunidad para la inteligencia de EU.

“Pienso que más que muchos recursos, mucha atención haría bastante bien ahí. Y pienso que avanzaremos en ese camino”, agregó Pompeo a la pregunta del experto antiterrorismo Juan Zarate.

Ex congresista republicano por Kansas y uno de los primeros nombramientos ratificados de Trump ratificados por el Senado en enero, Pompeo no proveyó detalles sobre el tipo de estrategias que la CIA podría desplegar frente a las amenazas del narcotráfico desde México, una prioridad de Trump.

Apenas el 22 de marzo pasado, el embajador de México en EU, Gerónimo Gutiérrez, dijo que el intercambio de información entre las agencias de inteligencia de México con sus contrapartes estadounidenses no ha cesado y está adaptándose a la llegada de una nueva administración en el país.

ACELERARÁ EU DEPORTACIONES

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, trabaja ya en sus planes para intensificar los arrestos de indocumentados, así como para acelerar el proceso para su deportación, reveló ayer el diario The Washington Post.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) evalúa ya incluso la posibilidad de celebrar audiencias de deportación a través de videoconferencias, o bien cerca de la frontera con México, en caso de que ese gobierno acepte recibir a inmigrantes de terceros países deportados.

De acuerdo con un borrador de los planes obtenido por el diario, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha destinado ya fondos para la operación de 33 mil camas adicionales en centros de detención.

La dependencia ha iniciado igualmente discusiones con docenas de agencias policíacas locales que podrían ser facultadas para llevar a cabo funciones de migración, además de identificar sitios potenciales para ubicar el muro en la frontera con México que el presidente ha prometido construir.

Las acciones responden al decreto firmado por Trump el 25 de enero, ordenando la construcción del muro y la contratación adicional de agentes de la Patrulla Fronteriza.

A pesar de que oficiales del gobierno indicaron que estos planes no son definitivos, el diario reveló que la Patrulla Fronteriza continuará adelante con el proceso para la construcción del muro, inicialmente con un prototipo, gracias a los 20 millones de dólares autorizados por el Congreso en marzo.

Si el Congreso autorizara los fondos suplementarios solicitados semanas atrás por Trump, el siguiente paso sería la construcción de un tramo de 54.7 kilómetros de muro en el sector del valle del río Bravo, en la frontera entre Texas y Tamaulipas, México, de acuerdo con el diario.

El diario hizo notar que los prospectos de que los planes se materialicen dependen de la voluntad en el Congreso para aprobar el financiamiento, algo que no ha sentado bien entre los republicanos ultraconservadores.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.