• Regístrate
Estás leyendo: Cruz Azul sufre para vencer y eliminar a Pumas de la liguilla
Comparte esta noticia

Cruz Azul sufre para vencer y eliminar a Pumas de la liguilla

La Máquina tenía en la lona a Pumas, con dos goles de ventaja y un hombre más, pero el orgullo de Universidad le complicó el partido; con este triunfo, los de Caixinha están prácticamente en la Liguilla y los de Marioni quedan eliminados
Publicidad
Publicidad

Con Cruz Azul las cosas nunca son fáciles. Cuando parece que el equipo celeste puede tener una noche tranquila aparece su falta de contundencia y exceso de confianza. Sí, eso le pasó frente a Pumas, al que le ganó apuradamente por 2-1 cuando bien pudo golearlo en el primer tiempo.

Incluso, aún en el complemento, La Máquina se puso 2-0 arriba y con un hombre de más, pero en lugar de terminar la obra dejó que Universidad sacara lo que le quedaba de orgullo y apretara el partido, al grado que fue el conjunto de Pedro Caixinha el que terminó pidiendo la hora.

Pero bueno, de este partido tan irregular lo único rescatable para La Máquina es que por fin llegó a esos 26 puntos que, tal como había pregonado Caixinha, son suficientes para estar en la Liguilla. Sí, el equipo cementero supo sortear la crisis y ahora se enfila a la fase final con una racha de ocho juegos sin perder, con cinco triunfos y dos empates.

En cambio, para Pumas se apaga la última vela. Universidad ya no tiene posibilidades matemáticas y ahora solo le resta planear el torneo siguiente.

La Máquina dominó el primer tiempo, pero no fue contundente. Apenas a los cinco minutos apareció Orbelín para probar a Saldívar; instantes después, un error en la salida de Universidad le dio una inmejorable opción a La Máquina. Milton cedió para Pineda, éste se quitó al Pollo, pero le regresó mal la pelota al argentino y se fue una clara.

En otra mala salida ahora fue turno de Édgar Méndez para fallar, al estrellar su disparo en el portero de Pumas. Para colmo de males, Escamilla se fue expulsado por doble amonestación.

La Máquina tenía la mesa puesta, pero fue hasta el 44’ que abrió el marcador a través de un penal que ejecutó Caraglio.

En el segundo tiempo Pumas fue más agresivo. En un tiro libre, Pablo Barrera trató de sorprender a Jesús Corona, pero el portero celeste supo recorrer bien para mandar a tiro de esquina.

Así estaban las cosas cuando vino una falta a favor de Cruz Azul en los linderos del área; la zaga felina falló en la marca y dejó que Caraglio rematara a placer para hacer su segundo tanto de la noche. 2-0 y el juego parecía liquidado.

Sin embargo, no fue así. A Universidad aún le quedaba un poco de amor propio que salió a flote al sentir que la Liguilla se les iba de manera definitiva. Como pudo se acercó al área de Cruz Azul, y en una jugada, al 64’, consiguió un penal gracias a una barrida de Lichnovsky sobre Iturbe. Instantes después el mismo Pablo cobró para acercar a los universitarios.

Había tiempo y los del Pedregal se envalentonaron para complicarle las cosas a Caixinha y compañía; vino un centro al área y Carlos González estuvo a nada de conectar el testarazo, pero los puños de Corona mandaron el esférico a tiro de esquina. Pumas estaba vivo y Cruz Azul parecía ser omiso ante ello.

Y llegó el momento crítico para ambos. Al minuto 75 Universidad armó el contragolpe, Alan Mozo recibió por derecha y fusiló cruzado a Corona. Universidad se saboreaba el empate y lo festejaba con júbilo; sin embargo, a Jorge Antonio Pérez Durán le avisó el VAR que había posición adelantada y anuló el tanto. La Máquina se salvaba.

Cruz Azul se metió más al juego, pero el cuadro universitario no dejó de creer al grado que en la compensación casi logran la igualada con un intento de despeje de Pablo Aguilar que fue a estrellarse de manera angustiante al travesaño de Corona. Así Cruz Azul logró su boleto virtual a la Liguilla y Pumas se quedó fuera de cualquier posibilidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.