• Regístrate
Estás leyendo: La magia turca, primera entrega
Comparte esta noticia

La magia turca, primera entrega

Viajes

La geografía ubicó a Turquía en dos continentes, lo que la convirtió en un puente para unir a Asia y a Europa desde tiempos inmemoriales.
Publicidad
Publicidad

Turquía es un país ubicado en dos continentes: tiene la magia oriental que se combina con la modernidad europea. Aquí podrás encontrar paisajes espectaculares, como los de Capadocia y Pamukkale; también hay historia y tradiciones que puedes apreciar en la casa de la Virgen María y las ruinas de Éfeso; o disfrutar de una noche turca, y la vida acelerada y multicolor de Estambul. 

Aunque nunca será suficiente, un viaje de 11 días, como el que ofrece el tour operador Mega Travel, puede ser ideal para conocer una parte de Turquía. Aquí te dejo una guía, basada en mi propia experiencia al recorrer este precioso país tan lleno de historia. Claro está que en el camino puedes ampliar los lugares y la estadía, según tus preferencias. En esta primera entrega llegaremos hasta nuestro magnífica visita a Chíos, en Grecia, mención aparte merece Estambul, una ciudad que bien vale dedicarle un un espacio propio. Comencemos el recorrido.

Capadocia

 El significado es “tierra de los caballos hermosos”, y aunque hay opciones para recorrer los valles próximos a Göreme sobre el lomo de este animal, lo ideal es hacerlo a pie para que puedas disfrutar las calles del pueblo, mientras contemplas los puestos de artesanías y de tapetes. 

Göreme es una de las primeras paradas del viaje. Cuenta una leyenda que aquí los hombres y las hadas convivían hace miles de años. Una de ellas se enamoró de un humano, por lo que la reina de las hadas se enfadó y convirtió a todas en palomas. Las obligó a vivir en unas columnas de piedra volcánica que actualmente se conocen como Chimeneas de hadas. Estas se formaron tras siglos de erosión, por lo que tienen formas diversas. Algunas llegan a medir 40 metros de altura.

Museo al Aire Libre

 En esta zona también se encuentra el Museo al Aire Libre de Göreme, un sitio místico cuyo origen se remonta a la expansión del cristianismo en Anatolia, cuando Capadocia era un lugar ideal para esconderse de la persecución religiosa gracias a sus condiciones geográficas. Este sitio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad; aquí se agrupan iglesias y viviendas que cautivan por la sencillez con las que fueron forjadas, así como por los nombres que se les dieron; por ejemplo, la iglesia de la Manzana o de la Serpiente.

 La falta de luz conservó el color de los frescos y los protegió de los musulmanes que ocultaron, bajo una capa de pintura hecha con cal, las imágenes de las más de 600 iglesias de la zona.

Ciudad subterránea de Derinkuyu

 Esta es otra de las joyas de Capadocia. Los hititas fueron los primeros que usaron las ciudades subterráneas, hace 4,000 años; sin embargo, los cristianos utilizaron mucho más estas ciudades bajo el suelo, para ocultarse de la persecución de los romanos y los árabes. 

Estas consisten en un sistema de túneles que se conectan entre las muchas ciudades que están bajo el suelo. Se dice que hay cientos de ellas, pero hasta ahora se calcula que solo se han descubierto cerca de 40. Las más famosas son Derinkuyu y Kaymakli.

Éfeso, el antiguo imperio

 El recorrido continúa para llegar a Éfeso, una de las ciudades más importantes de la antigüedad. 

Aquí, antes de llegar a las ruinas, hicimos una parada para visitar la Casa de la Virgen María, que es la supuesta última morada de la madre de Jesús. Actualmente, este santuario es considerado un punto de peregrinación al que llegan devotos de todas partes del mundo. Con ese sentimiento de misticismo y solemnidad, emprendimos de nuevo el viaje para llegar a Éfeso, la ciudad grecorromana mejor conservada de Asia Menor, que guarda grandes tesoros como el teatro en donde se reunían más de 25,000 espectadores; la biblioteca de Celso y la calle principal hecha de mármol.

La costa del Mar Egeo: Grecia

 Después de quedar maravillada con Éfeso, continuamos hacia la isla griega Chíos, a donde se llega mediante un ferry que sale del puerto de Çesme y cuyo recorrido es de, aproximadamente, 45 minutos.

 Cuando llegamos a Grecia, caminamos por la zona del puerto hasta llegar a una plazuela en donde se encuentra la Capilla Ortodoxa de los Arcángeles San Miguel y San Gabriel, un lugar ostentoso, lleno de oro y plata. 

De ahí seguimos rumbo a Chios, un pueblo famoso por la producción de mastica, una resina vegetal que solo se encuentra en esa isla. Con esta, se fabrican muchos productos, como sales para cocinar, licores, champús, jabones, pastas dentales y cremas. La mastica es tan importante para el pueblo, que en él se ha construido un museo dedicado totalmente a este producto.

 De ahí seguimos nuestra excursión por el pueblo de Mesta, donde caminamos entre calles laberínticas de la época bizantina. Continuamos 25 kilómetros hacia el sur hasta que llegamos al encantador pueblo de pueblo de Pyrgi, con calles estrechas y empedradas, que se conectan con la plaza central. 

A lo largo de la ciudad, en las calles, puedes ver todo decorado con diseños raspados en blanco y negro, llamados Xysta, en las fachadas de las casas. Esta es una técnica de grabado a mano con motivos geométricos están basados en el esgrafiado italiano, una forma de decoración que proviene de Génova. 

Nuestra última parada en este primer recorrido fue en la playa Mavra Volia en Empoios, que es de negra arena volcánica, en donde comimos algo de lo mejor que Grecia puede ofrecer: pescados y mariscos recién salidos del Mar Egeo.

 Terminamos la excursión de regreso a Çesme en Turquía. Había que descansar, pues al día siguiente nos trasladaríamos a Estambul, la ciudad mágica de Turquía, que merece una mención especial en la segunda entrega de este maravilloso viaje.


Lo que debes saber para viajar a Turquía

  • Tu pasaporte debe tener una vigencia de, al menos seis meses. Tramita la visa electrónica de manera gratuita en: evisa.gov.tr/es/No olvides llevarla impresa. 
  • La moneda es la lira turca. Lo que te conviene más es cambiar pesos por dólares americanos en México, y una vez que aterrices en el Aeropuerto Internacional de Estambul, cambiar los dólares por liras turcas.


La mejor opción para viajar 

Si quieres disfrutar de una travesía por Turquía, como esta, debes organizar tu viaje con Mega Travel que es una operadora mayorista de viajes que organiza travesías de 11 días y 9 noches, con precios muy accesibles. Esta agencia te ofrece un tour saliendo desde México a Turquía, visitando Estambul, Ankara, Capadocia, Pamukkale, Éfeso, Kusadasi, Bursa. Este programa se llama Magia Turca, el cual está disponible en dos versiones: Turista y Premium. Este tour puedes combinarlo con más países para aprovechar la tarifa aérea que Mega Travel tiene con Turkish Airlines, como los siguientes: 

  •  Grecia, Turquía y Dubai. 
  • Turquía y Egipto. 
  • Turquía y Uzbekistan (Ruta de la seda) . 
  • Turquía y Grecia. 
  • Tierra Santa, Petra, Egipto y Estambul. 
  • Turquía, Jordania y Tierra Santa. 
  • Turquía y Dubai.
  •  Estambul, India y Dubai.
  •  India y Turquía. 
  • Si requieres de más información, visita la página: megatravel.com

Top 3
El rey de los kebabs
En general, la palabra kebab hace referencia a una carne asada o cocida a las brasas. Principalmente es de cordero, pero dependiendo de los gustos locales y prohibiciones religiosas, se puede preparar con res, cabra, pollo o cerdo. La forma en que se sirve varía mucho; en México es común el döner kebab, que significa “carne que da vueltas”, es decir, nuestro famoso trompo.
Vuelo directo 
Para tu comodidad y optimización de tiempos, Turkish Airlines tendrá un vuelo directo a Turquía, con una pequeña escala en Cancún. Esta es la primera vez que aterrice en México un vuelo desde un país árabe. El vuelo estará disponible a partir del 21 de agosto. Si quieres más información, visita su página: turkishairlines.com
Artesanía milenaria
 La cerámica y las alfombras son las piezas artesanas debes comprar en Capadocia. En el pueblo de Avanos encontrarás la mejor cerámica y porcelana. Mientras que en Bünyan, al este de Kayseri, se pueden visitar telares de los dos tipos de alfombras que se elaboran: halı (con nudos) y kilim (con hilos verticales).



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.