• Regístrate
Estás leyendo: México tendrá una Marca colectiva de vino
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 19:41 Hoy

México tendrá una Marca colectiva de vino

El Consejo Mexicano Vitivinícola A.C. impulsa el uso del distintivo de calidad e identidad entre las cerca de 230 bodegas nacionales.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

En el marco del 70 aniversario del Consejo Mexicano Vitivinícola A.C. (CMV) se realizó la presentación de la Marca colectiva de vino mexicano, que se suma al esfuerzo para promocionar e impulsar esta industria de amplio crecimiento nacional, con 700 marcas de cerca de 230 bodegas y empresas comercializadoras.

La finalidad del lanzamiento de la Marca colectiva del vino mexicano tiene como objetivo, de acuerdo con Daniel Milmo Brittinhham, presidente del CMV, “otorgarle un distintivo de calidad e identidad de origen de nuestros vinos, frente a la enorme competencia en relación con los extranjeros, de dos mil marcas que se comercializan en el país”.

Durante el lanzamiento se realizó una cata interactiva de 18 vinos de más de siete terruños mexicanos, guiada por el sommelier Pablo Mata, a la que asistió Alejandro Vázquez, director en jefe de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

“El vino está pasando por una racha importante, han sido épocas complejas, pero en diez años se posiciona cada vez más dentro de los ánimos del consumidor nacional y de los paladares internacionales, el consumo crece un 20 por ciento, aunque la producción sigue siendo baja, solo el 30 por ciento, el 70 por ciento restante proviene de España, Francia, Italia y Chile".

“Consumimos 750 mililitros anuales per cápita, por eso hay que llevar acciones para promover al vino mexicano, en ese sentido buscamos apoyar en dos vertientes: fomentar el mercado interno, para dar a conocer la calidad y promover el consumo, además, apoyo a los productores. La creación de la Marca colectiva hace sentido, porque promueve aromas, sabores y regiones”, agregó Vázquez.

Gabriel Padilla Maya, director general del Consejo Mexicano Vitivinícola A.C., explicó que el signo tendrá un mecanismo de autorregulación, vinculado a la Secretaría de Economía y al Instituto Mexicano de la Protección Industrial (IMPI), que vigilarán las pruebas de laboratorio de los vinos y verificarán al panel de expertos que realizarán las catas requeridas para la certificación.

“Habrá etiquetas de que son vinos sanos y se emitirá un certificado de cumplimiento de reglas de Marca colectiva, con un costo diferenciador por el tamaño y número de muestras de los miembros del CMV (el 85 por ciento de la industria); pero habrá posibilidad de abrirnos a los que quieren adherirse como miembros honorarios, se les autorizará el uso de la Marca colectiva”, agregó Padilla. 

Durante la velada se informó que para obtener el distintivo se vigilará, también, el compromiso de los productores a adoptar las recomendaciones de buenas prácticas para el manejo de viñedos, adquisición y uso de materias primas, y procesos de vinificación para promover la sostenibilidad de producción y el desarrollo de las comunidades a nivel local y regional de las rutas enoturísticas.

“La Marca colectiva de vino mexicano hace posible a nuestras empresas que den a conocer su nivel de calidad y su tipicidad (…) La principal ventaja de esta estrategia reside en la sinergia lograda en nuestro sector, ya que permite contribuir a la notoriedad de las marcas o productos individuales de nuestros asociados.

“En nuestro 70 aniversario, el desarrollo de la industria ha sido un esfuerzo año con año para producir vinos con mayor calidad, con reconocimiento internacional, y lo más valioso es la creciente preferencia por parte del consumidor mexicano, por eso nuestra historia ha sido y será la de degustar buen vino mexicano”, finalizó Milmo Brittinhham.


RL​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.