• Regístrate
Estás leyendo: ¿Alacranes güeros o del Pacífico? Descubre las especies mortales en México
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 12:49 Hoy

¿Alacranes güeros o del Pacífico? Descubre las especies mortales en México

De origen brasileño, el doctor Lourival Domingos Possani Postay ha dedicado sus investigaciones a reducir las muertes en México causadas por las picaduras de estos arácnidos.


1 / 3
Publicidad
Publicidad

Tiene 74 años y ya tuvo hijos, escribió libros y ha plantado cerca de 12 mil árboles, cedros rojos, para ser específicos. Sin embargo, la palabra “retiro” ni siquiera le pasa por la mente. “Estoy muy motivado con lo que hago, soy muy productivo”, dice con el entusiasmo de un adolescente que ha recibido su primer beso: feliz, curioso y a la expectativa.

Él es Lourival Domingos Possani Postay, doctor en biofísica por la Universidad D’Orsay de París, investigador activo del Instituto de Biotecnología de la UNAM y ganador del premio Carlos Slim en Salud 2014 a la trayectoria en investigación, gracias a sus 40 años de trabajo en el estudio de la estructura molecular de los venenos de alacrán. Possani comenzó su carrera en su natal Brasil a principios de los años 60. Licenciado en Historia Natural, se trasladó a París para doctorarse en Biofísica y Biofísica molecular, y algún tiempo después se estableció en Nueva York para hacer su postdoctorado en la Universidad Rockefeller. Fue ahí donde comenzó a trabajar con venenos de serpiente, al lado de Edward Reich, discípulo del Nobel de Fisiología y Medicina de 1958, Edward Tatum.

Pero el amor todo lo puede y terminó casado con su novia mexicana, a la que había conocido en Europa. Inicialmente, cuenta, intentaron establecerse en Brasil, pero ella encontró dificultades para desarrollarse profesionalmente como pianista y decidieron cambiar de locación. Lourival Possani llegó a México en 1974 y nunca más se fue. Su esposa era catedrática en la UNAM “y yo vine como profesor visitante con

un contrato de un mes y ya nunca me dejaron salir”, dice con su plática atropellada y con acento portugués.

Bien establecido como cabeza de familia y con un laboratorio a su disposición, Possani Postay optó por la naturalización en 1976. Hoy, ya es un amoroso abuelo.

A pasito de alacrán

En Nueva York había dedicado sus esfuerzos a estudiar la estructura molecular del veneno de una serpiente caribeña que paralizaba a su presa, pero en México no sería útil mantenerse en esa línea.

Entonces volteó la cara hacia los alacranes: Cada año, suceden en promedio 280 mil picaduras de estos arácnidos en México, y aunque no todos son mortales, el hecho constituye un gran problema de salud pública. Todavía en los años 80, morían entre 700 y 800 mexicanos al año por esta causa.

Durante cuatro décadas, Possani Postay ha centrado sus estudios en los venenos de las seis especies de alacrán que son mortales y se encuentran en México, desde la definición de su estructura molecular hasta sus efectos en los individuos que sufren picaduras, lo que le ha permitido consolidar y mejorar los antivenenos faboterápicos respectivos, además de determinar propiedades antibióticas, antiparasitarias e inmunomoduladoras.

Para Possani, las únicas cualidades que requiere un buen científico son la constancia, la paciencia y la disposición al trabajo duro. “No se requiere ser brillante, sólo no tener flojera de trabajar”.

Entre sus logros más reconocidos está la primera línea de trabajo que hoy se comercializa exitosamente bajo el nombre de Alacramyn en todo el país donde la picadura de alacrán tenía alto índice de incidencia y mortalidad.

Autor de más de 300 artículos científicos publicados en revistas especializadas internacionales, Lourival Possani lidera, junto al doctor Baltazar Becerril, un equipo de 20 personas dedicado a crear los primeros antivenenos de alacrán a partir de anticuerpos humanos y ya no de caballo hiperinmunizado, como se había hecho antes.

Los nuevos antivenenos, también faboterápicos, están listos para su fase de experimentación clínica en humanos, en espera de un laboratorio farmacéutico que financie esta parte de la investigación.

De andar diligente y verbo fácil, Lourival Possani es conocido también por su don de gentes, su solidaridad con sus estudiantes, su gusto por el café de Veracruz y sus dotes de buen bailarín, esos que, dicen, lo llevaron a inventar hace ya tiempo el “pasito del alacrán”, muy famoso en las fiestas de su grupo de investigación. En su tiempo libre, el poco que se permite, Lourival corre junto con su esposa hasta un terreno que poseen en el norte de Puebla, donde da rienda suelta a su gusto por el campo. “Si algún día me retiro, será ahí, para seguir plantando árboles”.

Datos curiosos

1.- Sólo seis de unas 240 especies de alacrán en México son mortales.

2.- De los 280 mil picaduras de alacrán al año en el país, sólo entre 30 y 60 casos tienen desenlaces fatales.

3.- Para saber si un alacrán es peligroso para el ser humano tienes que considerar: la zona geográfica, el color y algunas características externas fáciles de observar en su cola, tenazas y complexión.

Identifica a los alacranes mortales

El color

La creencia popular de que los alacranes “güeritos” con pintas cafés en el lomo son mortales es cierta, aunque Possani advierte que el alacrán Centruroides Noxius, nativo de Nayarit, es oscuro medio rojizo y resulta ser el más tóxico de todos.

Dónde te picó

Lo primero es la zona geográfica, habitan en la vertiente del Océano Pacífico y afectan a Jalisco, Morelos, Guerrero, Nayarit, Guanajuato, Puebla, Durango, Oaxaca y Estado de México. Del lado del

Golfo de México y en el Caribe mexicano no existen especies mortales.

Características externas:

Los segmentos de la cola son cilíndricos en los animales peligrosos y cúbicos en los no peligrosos; asimismo, los alacranes esbeltos con pinzas largas y delgadas y extremidades frágiles y aparentemente débiles, son mortales; los gruesos y toscos no lo son.


Corre al médico:

No te confíes y mejor acude al médico si la picadura ocurre en los estados mencionados.

Las primeras dos horas después de la picadura son las más críticas para garantizar una recuperación total.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.