• Regístrate
Estás leyendo: La Guadalupana del Barrio “El Cañón”
Comparte esta noticia

La Guadalupana del Barrio “El Cañón”

La virgen fue robada dos veces y regresada a su lugar, mantiene unido a los vecinos desde hace 35 años en la esquina de la calle Donato Guerra y Allende.
Publicidad
Publicidad

Entre todas las historias de fe a la Virgen de Guadalupe, resalta una en especial en ciudad Lerdo y nace en uno de los sectores más tradicionales conocido como barrio “El Cañón”.

Desde hace 35 años los vecinos decidieron unirse para ofrecer a la guadalupana el 12 de diciembre, danzas, rezos y compartir la reliquia con todo aquel que se acerque.

La mañana del miércoles en la esquina de la calle Donato Guerra y Allende, se colocó un altar con 23 imágenes de la Virgen de Guadalupe de diferentes tamaños y épocas.

Mientras los vecinos partían la carne, otros cocinaban las siete sopas y unos más lavaban el caso donde se iba a hacer el asado rojo, para que estuviera listo en punto de las 2:00 de la tarde y empezar con la repartición.

Contaron que la virgen más antigua, es la que está asentada en un altar sobre unos escalones en la banqueta de esta esquina, en medio de dos palmas. La imagen en décadas atrás fue robada dos veces por diferentes personas quienes decidieron devolverla como un acto de arrepentimiento y fe.

El nieto de doña Judith Rivera Reyes, una de las vecinas que inició con esta tradición y quien falleció hace alrededor de 10 años, comentó que la primera vez que robaron la Virgen, él aún no había nacido, pero entre las historias de sus familiares tiene conocimiento que fue un señor quien al parecer vivía en otros barrios cercanos a El Cañón. 

La historia dice que aunque se la llevó, no tardó mucho en regresarla porque una de sus hijas se enfermó y lo atribuyó a este hecho, por lo cual, a manera de arrepentimiento, pero también de fe para pedir por su sanación, la dejó en el mismo lugar.

El nieto de doña Judith, ahora tiene 27 años y también es parte de la celebración que hacen en el barrio en donde todos se solidarizan movidos por el fervor y amor a la guadalupana. 

Si bien en la primera ocasión que trataron de robarse a la Virgen él no estaba, en la segunda ocasión, recuerda que tenía alrededor de 14 años cuando ocurrieron los hechos.

“Otro señor también se la llevó, pero él se enfermó y fue su hijo quien decidió regresarla a su lugar”, dijo.

Luego de estos dos hechos, no se ha vuelto a presentar un nuevo intento de hurto de esta virgen.

Para él, así como para los vecinos del barrio “El Cañón” el 12 de diciembre es un día importante, pues también dan muestra de agradecimiento a la Virgen de Guadalupe por un año más, en que pueden estar presentes para venerarla, así como también para recordar a quienes se adelantaron en el camino, pero que con su inquebrantable fe, hicieron que la celebración quedara tan arraigada en sus siguientes generaciones, que aún se mantiene.

La fe en 'El Cañón'
- En 1983 inició la tradición en el Barrio El Cañón de Ciudad Lerdo.
- En la actualidad tienen un grupo de Danza Barrio El Cañón, conformado por 38 danzantes en donde participan tres generaciones; abuelos, hijos y nietos.









Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.