• Regístrate
Estás leyendo: La accesibilidad a las banquetas en Torreón
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 06:55 Hoy

La accesibilidad a las banquetas en Torreón

La legislación de seguridad vial desde los años 20 del siglo pasado, las ha considerado como espacios exclusivamente peatonales. La mitad de las manzanas cuenta con una infraestructura completa.
Publicidad
Publicidad

Las banquetas de nuestras calles son espacios públicos esenciales para la vida urbana. Son lugares en los que nos comunicamos, conversamos, intercambiamos, jugamos, corremos, caminamos o simplemente estamos de pie o sentados.

Las banquetas no son canales de circulación de vehículos. El tránsito de vehículos rompe la complejidad y el carácter que tienen, es decir, la forma en la que estamos y nos comportamos en ellas.

La circulación de vehículos por las banquetas es especialmente negativa para los grupos más vulnerables de la sociedad, para los niños, las personas mayores o las personas con discapacidad, el sentimiento de confianza se torna en percepción de riesgo o incomodidad.[OBJECT]

En los últimos tiempos, para resolver los problemas de seguridad y espacio disponible en las calzadas que tienen vehículos como las motos, las bicicletas o los diversos patines motorizados, algunos ayuntamientos están pervirtiendo el carácter de las banquetas permitiendo que estacionen o circulen por ellos, contradiciendo las leyes y rompiendo la cultura de uso del espacio público.

Las normativas del tráfico y, en particular, la legislación de seguridad vial desde sus inicios en los años veinte del siglo pasado, han considerado las banquetas como un espacio exclusivamente peatonal.

Infraestructura en La Laguna

Al observar la correlación entre la existencia de pavimento y banquetas, se detecta un patrón que se repite en las cuatro ciudades de la Comarca: la accesibilidad a las banquetas es más limitada que el acceso a vialidades pavimentadas.

De acuerdo con el Plan Estratégico para Torreón con enfoque Metropolitano (TRC2040), la ciudad de Torreón cuenta con 281 km longitudinales de vialidades principales, secundarias y periféricas y 9.8 km de vialidades peatonales (entre calles peatonales y andadores), incluyendo el Paseo Morelos.

En el caso de Torreón la mitad de las manzanas cuenta con una infraestructura completa (pavimento y banquetas), ya que los vehículos y los peatones pueden circular aparentemente sin contratiempos (se considera la existencia o no de la infraestructura, no el estado físico actual).

Es decir 5,249 manzanas cuentan con todas sus vialidades pavimentadas y con banquetas y sólo 577 manzanas no cuentan con pavimento ni banqueta en sus vialidades.

De acuerdo con el Reglamento de Desarrollo Urbano, Zonificación, Uso de Suelo y Construcciones, en el Artículo 230 se especifican las características que deben de tener las banquetas en la ciudad:

Tendrán un ancho mínimo de 200 cm de superficie plana y continua, la sección transversal tendrá una pendiente entre 1 y 3% hacia la calle, longitudinalmente podrán tener rampas con un máximo de pendiente de 12% ligadas con superficie curvas regleadas.

Asimismo el acabado de la superficie deberá ser lisa pero antiderrapante, en los accesos de vehículos a las cocheras, se deben de respetar las dimensiones mínimas de las banquetas y las inclinaciones máximas de las rampas.

Para personas con discapacidad

En cuanto a la disponibilidad de rampas para sillas de rueda en las banquetas, el municipio de Torreón tiene una mayor cobertura que el resto de los municipios que integran la Zona Metropolitana de la Laguna (14.3%).

Por su parte, Gómez Palacio cuenta con la menor cobertura (8.9%).

A su vez la población con limitación para caminar es del 2.2% siendo en total 28, 555 en la Zona Metropolitana de la Laguna.

El centro de la ciudad de Torreón es una zona atrayente de viajes de la Comarca Lagunera, por lo que si comparamos la infraestructura existente para personas con discapacidad, contemplando la disponibilidad de rampas en esta zona con la de una colonia como Las Carolinas, mientras en el centro el 82.5 % de las banquetas cuentan con rampas en esta colonia sólo el 1.8%.

En la zona centro de Torreón existe infraestructura que permite un desplazamiento aceptable dentro del sector. En la colonia Las Carolinas existe sólo una banqueta con rampa.

Dentro del Reglamento de Desarrollo Urbano, las normas técnicas para garantizar los derechos de las personas con discapacidad, especifican que los pavimentos en las banquetas deberán cumplir las mismas condiciones que las recomendadas para andadores.

La ocupación de las banquetas por puestos ambulantes y mobiliario urbano no deberá obstruir la circulación ni las rampas existentes, los cruceros deberán contar con rampas de banqueta, así como cualquier cambio de nivel, como los causados por las entradas a estacionamientos.

Asimismo es recomendable utilizar cambios de textura en los pavimentos, para señalizar los cruceros a las personas ciegas.[OBJECT]

Las excavaciones, escombros y obstáculos temporales o permanentes deberán estar protegidos y señalizados a 1 m de distancia.

Las rampas deben de tener una pendiente máxima del 8% y se debe contar con pavimento antiderrapante, libre de obstáculos y con un ancho mínimo de 1.2 m.

Asimismo, debe existir cambio de textura en el pavimento y señalización de las rampas de banqueta.

Fomentar un mayor nivel de 'caminabilidad' es importante, y para eso se requieren banquetas bien diseñadas y con sus especificaciones técnicas adecuadas, no sólo por los beneficios para la salud asociados a caminar, sino también porque hacer las zonas más 'caminables' genera actividad económica, incrementa los valores de los predios y el turismo, mejora la movilidad y aumenta la calidad de vida de los usuarios.

*Publicación a cargo de Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón. (www.trcimplan.gob.mx) Comentarios en twitter: @trcimplan


[Haz click aquí para ampliar el gráfico]

JFR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.