• Regístrate
Estás leyendo: Greenpeace presenta informe sobre planta Clorados III
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 06:55 Hoy

Greenpeace presenta informe sobre planta Clorados III

Los estudios arrojaron que en el agua proveniente de la tubería de descarga de Petroquímica Mexicana de Vinilo, operada por Mexichem, contiene al menos 59 químicos orgánicos aislados.


Publicidad
Publicidad

A dos meses de la explosión en la planta Clorados III del Complejo Petroquímico Pajaritos en donde murieron 32 trabajadores, la organización ambientalista Greenpeace presentó los resultados del análisis de las muestras de agua y suelo recolectadas durante los días 23 y 24 de abril de 2016 en la zona con el propósito de buscar sustancias químicas peligrosas.

Los estudios arrojaron que en el agua proveniente de la tubería de descarga de Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV), operada por mexicana Mexichem en asociación con Pemex, contiene al menos 59 químicos orgánicos aislados, entre ellos algunos considerados de alto riesgo para el ambiente y la salud de las personas al ser catalogados como posibles cancerígenos.

Dichas sustancias prácticamente carecen de regulación en México y fueron encontradas en concentraciones superiores a lo permitido por la normatividad de los Estados Unidos.

Miguel Rivas responsable de Greenpeace México del área científica señaló que de las 10 muestras tomadas en la zona fue la de Pajaritos la que arrojó resultados más alarmantes de presencia de tóxicos pues en ella encontraron etenos clorados clorados, metanos clorados, así como bencenos clorados. Además, contiene una amplia gama de químicos orgánicos semivolátiles.

De las distintas sustancias identificadas, el químico predominante fue el Dicloruro de Etileno (EDC, por sus siglas en inglés) que es una sustancia catalogada como posible cancerígeno por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y los servicios de salud de los Estados Unidos.

Las concentraciones halladas de este producto superan de 10 a 28 veces los límites que establece Estados Unidos, "su inhalación o ingestión puede afectar el sistema nervioso central, al hígado, los riñones, los pulmones y al sistema cardiovascular en los seres humanos. Además, la producción de EDC comúnmente resulta en la generación de residuos de destilación de tóxicos clorados, que son llamados residuos pesados y se encuentran contaminados con policlorados, dioxinas y furanos. Lo más grave es que ni Pemex ni Mexichem estén obligados a medir y reportar la descarga de estas sustancias", afirmó Miguel Rivas.

Por su parte Miguel Soto, coordinador de la campaña Tóxicos de Greenpeace puntualizó que si los químicos peligrosos que encontraron provienen de la explosión "Estamos hablando de que es gravísimo que Pemex y Mexichem hayan expuesto así a la población y al medio ambiente. Si esos químicos hallados son producto de descargas cotidianas que realizan estas empresas podríamos decir que están envenenando lentamente a la comunidad, tal y como lo denunciamos por primera vez hace 15 años, en 2001".

Indicaron que Pemex, Semarnat, Cofepris y Profepa les han negado información solicitada de monitoreos realizados en la zona sur de Veracruz antes, durante y después de la explosión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.