• Regístrate
Estás leyendo: Empeora salud del sacerdote apuñalado en la Catedral
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 14:56 Hoy

Empeora salud del sacerdote apuñalado en la Catedral

José Miguel Machorro fue intubado nuevamente y, de acuerdo con los doctores, el daño vertebral le está causando varios trastornos; sus familiares quieren trasladarlo a la CdMx.
Publicidad
Publicidad

La salud del sacerdote José Miguel Machorro, quien fue apuñalado el pasado 15 de mayo en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, empeoró el día de hoy, por lo que volvió a ser intubado, informó la Arquidiócesis de México.

TE RECOMENDAMOS: Cura agredido en la Catedral vuelve a hospital en Puebla

Es clérigo es atendido en el Hospital General de Tehuacán, Puebla, donde fue internado hace algunos días por un cuadro estomacal.

De acuerdo con los familiares, los doctores le practicaron unos estudios el fin de semana y determinaron que el daño vertebral le está causando varios trastornos, “entre ellos, que su cuerpo deje de producir algunas sustancias que son necesarias para el organismo”.

Además dieron a conocer que una infección en el estómago le está provocando que su intestino esté distendido y prácticamente paralizado, así como baja presión e inflamación generalizada del cuerpo.

El sábado pasado, un hermano del sacerdote detalló que la lesión sufrida en la yugular ocasionó que la parte derecha de su cuerpo esté inmóvil y que haya tenido “mielitis trasversa, lo cual también puede estar provocando que el intestino no se mueva y que cualquier infección lo ponga en grave riesgo”.

Reconoció que la familia está muy preocupada por la gravedad del caso y consideró que la mejor opción sería trasladarlo a la Ciudad de México, pero el padre Machorro está tan débil que temen que no logre llegar.

“Nosotros haremos cuanto sea posible por salvarle la vida”, señaló.


ESS/VJCM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.