• Regístrate
Estás leyendo: Crimen desplazó a 30% de habitantes de Carrizalillo: alcalde
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 12:59 Hoy

Crimen desplazó a 30% de habitantes de Carrizalillo: alcalde

El presidente municipal de Eduardo Neri, Guerrero, dijo que la gente de ese poblado está alarmada y preocupada, pues ha sido una de las zonas más castigadas por la violencia, al ser una zona minera.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

La violencia y el crimen organizado provocaron el desplazamiento de 30 por ciento de los habitantes del poblado de Carrizalillo, calculó Pablo Higuera Fuentes, presidente municipal de Eduardo Neri, Guerrero.

"Es un pueblo muy golpeado, muchas familias se han desplazado de ahí (...) No tenemos un censo, pero se han movido a otros municipios, se habla de Iguala y Chilpancingo. Creo que se ha desplazado 30 por ciento de la población. Es un pueblo en promedio de unos 700 u 800 habitantes", dijo en entrevista telefónica.

El presidente municipal sabe lo que pasa en Carrizalillo: "la gente está alarmada, preocupada, ha sido una de las zonas más castigadas por la violencia, en virtud de que es una zona minera".

A más de un mes de que asumió el cargo, el alcalde contó que recibió un municipio tranquilo, con excepción de Carrizalillo, donde los habitantes están organizados para defenderse, pues la ubicación y su zona minera, principalmente de oro, la hacen una región susceptible a las extorsiones, 'levantamientos', homicidios y amenazas del crimen organizado que llega de comunidades vecinas.

"(Carrizalillo) es entrada a otros pueblos y eso hace que también la gente se esté organizando para defenderse (...) Yo cuando asumí la Presidencia, hace un mes, ya había reportes, quejas de habitantes, y quería la presencia de militares. La situación no inició apenas. Incluso los habitantes se han, no es nuevo, se han armado en otros tiempos para defenderse", dijo.

Según el alcalde, los pobladores se organizan comunitariamente y tocan la campana del pueblo para juntarse si ven movimientos extraños, buscan "defenderse porque tenemos incursiones de grupos que se llevan a la gente, asesinan, entonces la gente ya está cansada de esto".

Los pobladores impidieron que el 28 de octubre policías federales se llevaran detenido al comisario ejidal, Ricardo López García. Según la nota "Habitantes piden rastrear a los 43 en fosas de Carrizalillo" publicada por MILENIO y firmada por Rogelio Agustín, cuando los habitantes de Carrizalillo revisaron las patrullas encontraron a un presunto integrante del grupo criminal Guerreros Unidos de nombre Modesto Peña Celso. Para no ser linchado, el presunto delincuente reveló la ubicación de fosas clandestinas.

Peña Celso y los nueve policías fueron consignados ante las autoridades y los habitantes fueron a buscar la ubicación de las fosas; aseguran que en el paraje de Los cazahuates encontraron lo que parecía una mandíbula humana, también otro fragmento de mandíbula con cuatro dientes, fragmentos de vértebra, lo que puede ser un antebrazo y los restos de un cráneo. Hoy descubrieron una tibia y una rodilla, dijeron.

Desde hace más de un año, en Eduardo Neri no hay policías municipales, dijo el alcalde. "Estamos en proceso de incorporación al Mando Único. La policía municipal tiene cerca de un año que fue desarmada y ahorita la seguridad está a cargo de la Policía Federal. Los elementos (municipales) que tenemos los tenemos desarmados. Solo (laboran en la) vigilancia de las calles de la cabecera".

Por lo pronto el alcalde dice que está a la espera de reunirse con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, y que este jueves se reunirán presidentes municipales de su partido para fijar posiciones en torno a situaciones que ocurren en el estado.

Aunque los pobladores de Carrizalillo muestran su hartazgo por el crimen organizado y el alcalde sabe que hay preocupación y alarma entre los habitantes, las cifras de delincuencia no lo reflejan. Quizá por el temor a denunciar: el municipio de Eduardo Neri reportó seis averiguaciones previas por homicidio doloso en 2011; en 2012 y 2013 hubo cinco en cada año; al siguiente fueron once denuncias por ese delito y de enero a septiembre de este año hay ocho, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El municipio no registró ninguna denuncia por secuestro en 2011; al siguiente año hubo dos; para 2013 tampoco se reportaron averiguaciones previas y en 2014 sólo hubo una, al igual que de enero a septiembre de este año.

En cinco años, de 2011 a septiembre de 2015, sólo hay dos denuncias por extorsión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.