• Regístrate
Estás leyendo: Alianza PRI-Verde en Chiapas, con alfileres
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 23:07 Hoy

Alianza PRI-Verde en Chiapas, con alfileres

La lucha por la nominación a la gubernatura entre el priista Roberto Albores Gleason y el ecologista Eduardo Ramírez Aguilar ha puesto en riesgo la coalición para competir unidos en las elecciones del 1 de julio.

Publicidad
Publicidad

La tirante disputa de liderazgos y la negociación de espacios políticos en Chiapas entre el PRI y el Verde Ecologista provocan que a tres días de que venza el plazo para el registro de la candidatura de su alianza al gobierno del estado aún no tengan un nombre acordado.

Mientras que el Partido Verde Ecologista, en el gobierno, reclama su fuerza política en la entidad, y el PRI busca colocar sus figuras políticas, pareciera que la confrontación solo beneficia a Morena, quien se coloca a la cabeza de las preferencias electorales, según las últimas encuestas de intención del voto.

El rompimiento ocurrió el 18 de febrero, cuando los partidos Verde Ecologista, Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido abandonaron al PRI en su alianza Todos por Chiapas, después de que el tricolor eligió como candidato al senador con licencia Roberto Albores Gleason, hijo de Roberto Albores Guillén, quien fue gobernador interino de 1998 a 2000, sin realizar una consulta ciudadana.

La dirigencia nacional del PVEM interpuso recursos para mantener la coalición y el 25 de febrero la autoridad electoral local determinó que ese partido permanecería aliado con el PRI.

Albores Gleason fue elegido el 16 de febrero como candidato del PRI al gobierno de Chiapas mediante una convención de delegados, lo que disgustó al ex dirigente estatal del PVEM y aspirante a la gubernatura del estado, Eduardo Ramírez Aguilar, quien había exigido una consulta abierta para designar al abanderado de la alianza.

El mes pasado, Ramírez Aguilar, cercano al actual mandatario Manuel Velasco Coello, presentó su renuncia a la dirigencia del partido y anunció el “Movimiento por la dignidad”, como un acto de rebeldía a lo que consideró la imposición de Albores Gleason.

“Es la indignación ante una imposición de decisiones del centro de la República que tanto ha dañado al pueblo de Chiapas”, manifestó en un mensaje difundido en YouTube.

Sin embargo, la renuncia le fue aceptada el 18 de marzo, cuando a través de un comunicado el PVEM en la entidad informó que Eduardo Zenteno Núñez, diputado federal con licencia y ex titular del Instituto de Infraestructura Física Educativa de Chiapas, sería nombrado el 19 de marzo como nuevo secretario general del Comité Ejecutivo del Partido Verde.

“La dirigencia estatal será pieza clave en la estrategia política que retome el Partido Verde de cara al periodo electoral en la entidad”, indicó el instituto político en un escueto comunicado.

Julio Nazar, dirigente del PRI en Chiapas, admitió que una coalición con el Verde fortalecería sus posibilidades de triunfo; no obstante, no estarían dispuestos a permitir una imposición de candidato, ya que si contienden solos, presumió, tendrían la suficiente fuerza política para ganar puestos.

“Partido que simule y ponga en riesgo esta alianza, pues los grandes perdedores van a ser ellos, porque en política lo que se gana es la confianza. Lo que se cuida es cumplir los acuerdos, quien falla en este escenario va a ser el que pague la factura, porque cuando quieran buscar aliados con otros partidos nadie les va a confiar.

“Si al final del camino vamos solos, tengo gente suficiente para enfrentar los distritos”, expuso.

En tanto, el coordinador general de la campaña del Verde Ecologista, Arturo Escobar, justificó que las dificultades para lograr consensos son debido a que ambos partidos cuentan con fuertes liderazgos cuyos espacios deben negociar.

“Más que permitir una imposición lo que estamos tratando de hacer es acomodar los espacios a efecto de estar en condiciones de que no existan rompimientos importantes.

“No hay ningún otro referente en ninguna de las entidades federativas donde tengas a dos partidos tan potentes como el verde y el PRI en Chiapas, que en consecuencia te genera esta dificultad o esta lentitud para procesar la candidatura a gobernador en el estado”, manifestó.

Escobar confió que Eduardo Ramírez actúe con prudencia y acepte algún otra posición dentro del partido.

“Tengo confianza que la alianza que hicimos en Chiapas nos va a permitir refrendar el gobierno del estado, esa misma alianza estatal se va a refrendar en la parte federal en la entidad y vamos a ganar la Presidencia de la República”, señaló.

El único beneficiado

Pero la disputa en la tradicional alianza parecería aprovecharla la coalición Juntos Haremos Historia”, integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), cuyo candidato a la gubernatura, Rutilio Escandón Cadenas, quien fuera presidente del Poder Judicial de Chiapas, encabeza las encuesta de la empresa Massive caller, con 33.07 por ciento.

En segundo lugar está José Antonio Aguilar Bodegas, con 20.98 por ciento, quien puede ser el abanderado de la candidatura común integrada por los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolución Democrática (PRD), así como los locales Mover a Chiapas y Chiapas Unido; y en un lejano tercer lugar se ubica Roberto Albores, con 11.19 por ciento.

El plazo para la inscripción de candidatos ante el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), es del 21 al 23 marzo.

El tiempo avanza y aunque la alianza entre el PRI y el PVEM parecen vigentes en las cúpulas, sus militantes siguen enfrentándose en los municipios.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.