• Regístrate
Estás leyendo: Así culminó el Festival Internacional de Cine de Toronto
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 18:27 Hoy

Así culminó el Festival Internacional de Cine de Toronto

El TIFF galardonó con el Premio del Público a ‘Green Book’ de Peter Farrelly, el reconocimiento tiene importancia especial para los estudios, debido a que anteriormente ha anticipado los títulos que serán premiados en los Oscar.
Publicidad
Publicidad

La 43 edición del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) terminó con dos ganadores: el filme Green Book, del director Peter Farrelly, y las películas producidas por los servicios streaming como Netflix, Amazon y YouTube.

Green Book obtuvo hoy el Premio del Público de TIFF que, aunque es un festival no competitivo, permite al público que acude a las proyecciones vote para determinar la película favorita de la audiencia.

La importancia del TIFF en los Premios Oscar 

El Premio del Público tiene un importancia especial para los estudios, debido a que en el pasado, los espectadores de Toronto ha anticipado los filmes que serán los más premiados en los Oscar de la Academia de Hollywood, por lo que en el mundo del cine TIFF se ha convertido en un barómetro de las películas que más éxito pueden tener.

La racha de TIFF se inició en 1981, cuando el Premio del Público fue a parar a Chariots of Fire, la cinta de Hugh Hudson que ese año ganó el Oscar a la Mejor Película.

Desde entonces, Toronto ha acertado en sus predicciones con American Beauty (1999), Slumdog Millionaire (2008), The King's Speech (2010), Argo (2012), 12 Years a Slave (2013) y Spotlight (2015).

Como a la prensa canadiense le gusta destacar, la correlación entre el Premio del Público de TIFF y el gusto de los miembros de la Academia está a años luz de la de los jurados de Venecia o Cannes.


Solo una película que ganó el León de Oro de Venecia ha ganado el Oscar a la Mejor Película (The Shape of Water en 2017). Lo mismo en el caso de Cannes: Martyr, en 1955.

Antes de llegar a TIFF, Green Book ya se colocaba como una de las películas que podía llegar a las nominaciones de los Oscar, pero tras su estreno mundial en Toronto, las sospechas han quedado confirmadas.

Otros títulos que han gustado al público y la crítica son If Beale Street Could Talk, del estadounidense Barry Jenkins; Roma, del director mexicano Alfonso Cuarón; First Man,  dirigido por Damien Chazelle e interpretado por Ryan Gosling, y The Hate U Give. de George Tillman Jr.

La importancia de los servicios de streaming

Si Green Book ha conquistado al público de Toronto, los servicios de streaming como Netflix y YouTube han reivindicado la calidad y validez de sus producciones para las pantallas grandes.

Este año, por primera vez en su historia, el filme de apertura de TIFF el pasado 6 de septiembre fue un largometraje producido por Netflix, Outlaw King, del director David Mackenzie e interpretado por Chris Pine.

La película, que se centra en la vida de Roberto I de Escocia, un noble escocés que en 1297 se rebeló contra el rey Eduardo I de Inglaterra, no es la única de Netflix que se exhibió en TIFF.

Del total de 254 largometrajes que TIFF seleccionó este año para su 43 edición, ocho eran de Netflix, la mayor cifra en la historia de la muestra canadiense.

La voluntad de Netflix de producir películas de grandes presupuestos ha sido aplaudida por la organización de TIFF, lo que contrasta con la fría recepción, o incluso abierta hostilidad, de las producciones del servicio de streaming en los festivales de Cannes y Venecia.

El espaldarazo de TIFF a los servicios de streaming se complementa con el estreno en TIFF de Homecoming, una película de Julia Roberts producida por Amazon, y Museo, interpretada por Gael García Bernal y que es la primera película en español de YouTube para su servicio Originals.

LLG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.