• Regístrate
Estás leyendo: Educación STEM y los retos en México
Comparte esta noticia

Educación STEM y los retos en México

Mujeres

La formación en casa es fundamental para impulsar y aportar a la equidad de género de las carreras STEM.
Publicidad
Publicidad

De acuerdo con el informe de Rendimiento de Estudiantes Escolares en el área de ciencias (Prueba Pisa), elaborado en el 2015, en nuestro país, al igual que en la mayoría de los países de América Latina, la matrícula de ingreso de mujeres a la educación inicial y secundaria, supera ligeramente a la de los hombres. Además, su desempeño en materias de ciencia en nivel secundaria no presenta diferencias relevantes. 

Pese a estas cifras, bastante similares entre géneros, solo 8% de las niñas mexicanas piensan elegir carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), en comparación con 27% de los niños, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

¿Esto a qué se debe? Todo parece indicar que la diferencia no es biológica, sino sociocultural. Es decir, por un aprendizaje social en el que la mujer no se ve del todo identificada para seguir en estas áreas de estudio, debido a la falta de role models. Además, el contexto no es propicio para su incorporación, ya que debe contener estrategias de equidad de género tangibles e intencionadas.

En México y la región hay una falta importante de modelos a seguir, y de un entorno propicio para que las mujeres participen en STEM. Esto es porque en América Latina es socialmente aceptable que las niñas y mujeres no sean competentes en estas disciplinas. 

Enseñamos a nuestras hijas a ser perfectas, no valientes. Las educamos para no fallar y la educación en STEM propone un aprendizaje basado en la solución de problemas, lo que implica entender, construir, probar y mejorar, es decir, utilizar el error como parte fundamental del proceso de aprendizaje.

La Educación en STEM también fomenta la colaboración, con una estrategia basada en roles y no en el género. Es por esta razón que STEM tiene un fuerte componente de igualdad entre hombres y mujeres, pues busca incluir la participación de niñas, adolescentes y jóvenes, como líderes de la innovación y del cambio social. 

Integrar a las mujeres a STEM es vital, pues además de ser un imperativo para hacer una sociedad más justa y cerrar la brecha de género en la fuerza laboral, ofrece la oportunidad de aumentar el PIB global total en 12,000 millones de dólares (mdd), y el PIB de México en 800,000 mdd, o 70% (McKinsey).

 Se debe hacer hincapié en que si no integramos a la mujer por convicción, debemos hacerlo por bono demográfico para mejorar el desarrollo económico y social de nuestro país, ya que 8 de los 10 empleos mejor pagados están basados en STEM. 

Como parte de las iniciativas que en Movimiento STEM se realizan para promover la equidad de género en la educación de estas disciplinas, llevamos a cabo el Programa Desarrollo Talento STEM, cuyo objetivo es incentivar a jóvenes, mujeres y hombres, a conocer y estudiar carreras enfocadas en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas mediante conferencias interactivas, test vocacionales y mentorías de expertos enfocadas en estas áreas.

 Además, con nuestro Modelo de Enseñanza-Aprendizaje STEM, dirigido a la capacitación de docentes, logramos desarrollar las habilidades del siglo XXI en alumnas y alumnos de primaria, secundaria y preparatoria, para que puedan hacer frente a la Revolución 4.0 y generar soluciones innovadoras que contribuyan al cumplimiento de la Agenda 2030 de la ONU. 

Con estas acciones refrendamos nuestro compromiso de seguir trabajando incansablemente por impulsar en México y Latinoamérica la educación en STEM, los empleos del futuro y la innovación con visión social e incluyente.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.