• Regístrate
Estás leyendo: Renata Zarazúa hace historia en Zapopan
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 17:59 Hoy

Renata Zarazúa hace historia en Zapopan

El 6-4 reflejaba perfecto la igualdad entre las competidoras, pero también que una de ellas había sido más constante, y esa era la mexicana.
Publicidad
Publicidad

Pase lo que pase el Abierto Zapopan ya tiene su cuento de hadas. Se trata de una historia que podría prolongarse, pero aunque llegara a su fin en la próxima jornada sería lo suficientemente buena para contarla hasta que alguien pueda lograr lo mismo que su protagonista, Renata Zarazúa.

La tapatía está en los cuartos de final de un torneo de la WTA y no hay ninguna mexicana que pueda decir lo mismo en los últimos 12 años. Desde que Melissa Torres lo hiciera en el Abierto Mexicano de Tenis, en Acapulco, ninguna otra jugadora lo había logrado, por lo que la hazaña de la originaria de Guadalajara se ubica como una de las más importantes en el deporte blanco nacional en los últimos años.

Si el propio resultado no fuera suficiente para identificar su relevancia, la rival de Zarazúa fue el ingrediente perfecto para engrandecer la victoria de la mexicana. Renata superó a Sara Errani, ex número cinco del mundo, finalista de Roland Garros en 2012 y ganadora de los cuatro Grand Slams en la categoría de dobles.

La italiana claramente no pasa por su mejor momento, y de hecho pudo haberse tratado de uno de sus últimos torneos en la WTA, pero derrotar a una figura histórica del tenis no se da todos los días. Zarazúa salió inspirada, sabiendo que tenía que aprovechar el noble servicio de su contraria y eso fue lo que hizo; terminó quebrando hasta en ocho ocasiones.

Aunque Renata perdió su primer juego con el servicio, el primer set fue completamente para ella. Asumió el reto que suponía jugarle de igual a igual a Errani y se enfrascó en un partido caracterizado por los largos peloteos desde el fondo de la pista. La italiana no pudo sostener ninguna vez en todo el primer parcial y lo pagó caro; Zarazúa se adelantó 6-1.

La segunda manga fue distinta pero incluso más entretenida. Seis quiebres consecutivos entre ambas dejaron ver que el verdadero reto se encontraba en mantener el servicio, y Zarazúa fue la primera en hacerlo en la segunda manga. Errani por fin pudo sostener y el set se encontró en el 4-4 iguales, donde casi siempre se decide el destino de los parciales.

El partido fue una combinación de peloteos que parecían interminables, dejadas de fantasía y un drama que se hacía presente con los lamentos y las alegrías del público. Por lo mostrado en la pista, un desconocido del tenis no hubiera podido identificar quién era la jugadora multicampeona y la que apenas empieza a ganar terreno en el circuito profesional.

Renata Zarazúa selló la victoria con un revés cruzado que se convirtió en el último golpe ganador del partido. El 6-4 reflejaba perfecto la igualdad entre las competidoras, pero también que una de ellas había sido más constante, y esa era la mexicana.

Quizás México tenga que volver a esperar para tener a una de las suyas en unos cuartos de final. O quizás Renata Zarazúa lo convierta en una costumbre.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.