• Regístrate
Estás leyendo: La política es más derecha que el futbol: José Luis Sánchez Solá
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 07:20 Hoy

La política es más derecha que el futbol: José Luis Sánchez Solá

Entrevista

Fiel a su fe y cábalas, el director técnico del Puebla asegura que no le importan poner en problemas a Dios; dice que lo rompe la pobreza del país y muestra su afición por el golf, la comida poblana y las redes sociales.
Publicidad
Publicidad

Siente pasión por el futbol como pocos y siempre habla directo, así es José Luis Sánchez Solá (1959), quien regresó al equipo Puebla con la misión de trascender. Mientras eso sucede, Chelís disfruta la comida poblana, usa redes sociales y ve series, además de que se apega a su fe, siempre con la idea de que el deporte es un conducto para mejorar a la sociedad.

¿Cuando era niño con qué soñaba, qué quería ser de grande?

Futbolista profesional.

¿Y qué pasó con ese sueño?

Cuando me llegó la oportunidad no estaba preparado, pese a tantas veces que lo soñé e intenté estar ahí.

Cuando se dio cuenta de que ser futbolista no era la alternativa, ¿qué pasó por su cabeza?

Empecé a soñar y a pensar que pueda ver otras actividades dentro del futbol, en las cuales puedes pertenecer sin ser futbolista; entonces, quise estudiar medios de la comunicación, pero te estoy hablando de los años 80, nada más había una universidad con eso; entonces, para el 95, en ese pensar y pensar estaba en otras actividades y seguía pensando, cuando se me dio esto de la dirección técnica.

Fuera del futbol, ¿qué es lo que apasiona?

Hoy el golf, aunque lamentablemente ya no tengo tiempo para el golf, y también estar en mi casa.

En una ocasión se le vio sacar una estampa de la virgen, ¿qué cábalas tiene?

No, eso es fe. Un día que quería hacer una misa para pedir por el ascenso, el señor (César Luis) Menotti me dijo: “Yo no voy a eso, porque si el otro equipo reza, también pones en un problema a Dios”. A mí no me importa poner en un problema a Dios, Dios está ahí y yo tengo fe en que si le rezo con fervor nos ayudará, y créemelo que en este Puebla y en estos últimos dos partidos nos ha ayudado muchísimo, pero no es cábala, eso es fe.

Aunque sí tengo cábalas, en todos los partidos estreno algo, zapatos, sacos, pantalón o camisa.

Siempre viste elegante…

¿Adivina por qué?, porque soy elegante (risas). Es por respeto a la gente: soy persona pública y pues tienes que cuidar eso. Los futbolistas creen que van bien vestidos, ellos creen que están a la moda con un pantalón todo roto. Tuve un jugador, Nico Olivera, que llegaba al entrenamiento de traje en Ciudad Victoria; me enseñó su casa un día y al entrar al vestidor… como de artista, perfectamente puesto todo, los sacos, pantalones, camisas, por colores, ¡qué cosa! Envidiable y así llegaba a entrenar, muy elegante.

¿Le interesa la política?

Sí, mucho. Yo digo que la tienen muy fácil y a mí me da pena la pobreza que hay en este país; si te paras en esta silla te señaló a cinco kilómetros la pobreza, ¡pero pobreza cañón, hijo! Yo no estoy en contra de que hagan negocios los gobernantes, fíjate lo que te estoy diciendo, lo que sí estoy en contra es que hagan puro negocio, se benefician ellos y no se beneficie el pueblo. Me rompe.

Y sí participo, al último gobernador de Puebla yo le cerré la campaña; cerrarle la campaña a un gobernador es un compromiso, porque estás poniendo en tu boca o en tu manera de pensar las propuestas y las ideas del hombre más importante del estado.

¿Qué hace en su día a día?

Trato de no salir y comer en casa, es dónde mejor como, la comida poblana es mi favorita.

Estando en casa ¿qué hace?

Veo esto de las redes sociales, me gusta, veo lo del entrenamiento del otro día, hago mucho estadística, me doy un tiempo para atender negocios de toda mi vida de fuera, veo series y partidos.

¿Qué diferencia hay entre el futbol y la política?

Creo que es más honesta la política, vas más de frente, ahí sabes que con nadie puedes crear una amistad y hay que hacer muchas negociaciones, pero lo sabes de antemano. En el futbol no, vas con el corazón en la mano y en cualquier momento te lo clavan; nunca he tenido tantos enemigos como en el futbol. No creas que yo soy santo, pero sí es más derecha la política”.

¿Entonces el futbol es un bálsamo para los problemas sociales?

Sí, se olvida a todo el mundo la carga social que tiene un equipo de futbol. Y desde hace muchísimo, desde la antigua Roma, se acostumbra el pan y circo. Pero es importante darle un entretenimiento a la sociedad y hoy en día en una sociedad tan golpeada no se te puede olvidar esa carga social y nosotros tenemos que ver de qué manera a este estado lo beneficiamos.

Mi tirada son futbolistas que estudian, para que sean mejores seres humanos, eso te da un eslabón más para trascender y ayudar a más gente con el futbol. Este juego no creo que se haya inventado para ganar Copas del Mundo.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.