• Regístrate
Estás leyendo: Trotsky y su entorno, captado por Chango Cabral
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 00:05 Hoy

Trotsky y su entorno, captado por Chango Cabral

Hoy se inaugura una muestra de dibujos del maestro veracruzano de personajes relacionados con el exiliado ruso, lo mismo políticos que artistas y figuras del espectáculo en la Casa Museo que lleva su nombre.
Publicidad
Publicidad

Al recorrer la exposición de cerca de cien caricaturas Genios y figuras en la era de León Trotsky, resalta de inmediato la genialidad de su autor, Ernesto El Chango García Cabral (1890-1968). También se constatan la diversidad de estilos que fue capaz de desbordar y la certeza con que captaba la personalidad de sus modelos.

Rodeado de solo una parte del imponente legado de su padre en la Casa Museo León Trotsky, donde hoy se inaugura la muestra, Ernesto García Cabral Sans dice en entrevista que si algo recuerda de él es “su inmensa humanidad y su magistral observación de la gente. Veía a alguien dos o tres segundos y decía: ‘Aguas, que es un hampón’, ‘Esta es una bella persona’ o ‘Aquella es una dama’, y le atinaba”.

Con el humor heredado de su padre, García Cabral Sans afirma que el artista “era un chango sumamente humano, pero no permitía que nadie estuviese detrás de él a la hora que estaba dibujando (a mí y a mis hermanos sí nos daba chance porque nos quedábamos calladitos). Tenía una velocidad increíble para dibujar, no te digo que era el más rápido, pero muy pocos tienen esa agilidad y ese conocimiento anatómico”.

Rescate de su obra

García Cabral Sans comenta que la muestra curada por Gloria Maldonado es parte del trabajo de rescate de la obra de su padre que se ha realizado desde 2005. Cabral, como le denomina, “fue testigo gráfico de la historia de México y del mundo. Aquí están, como dice el título de la exposición, los genios y figuras de la era de Trotsky”.

Entre la obra expuesta se puede admirar el arte del caricaturista e ilustrador en los retratos de políticos como Charles de Gaulle, Winston Churchill, Lázaro Cárdenas, Vicente Lombardo Toledano, Francisco Franco, Alfonso XIII, Miguel Primo de Rivera, Benito Mussolini, Adolf Hitler y, por supuesto, José Stalin, quien mandó asesinar a Trotsky, así como este último cuando llegó exiliado a México.

También aparecen figuras del mundo del arte como Julián Carrillo, David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera con Frida Kahlo, Joaquín Clausell y el Dr. Atl, así como de la farándula, entre ellos Agustín Lara, Alfredo Best Maugard, Leopoldo Beristáin, María Conesa y otros.

Estos personajes que de alguna manera tuvieron que ver con Trotsky, dice el hijo del caricaturista, “están representados a través de la observación magistral de Cabral. Como ejemplo, puedo destacar el caso de De Gaulle, a quien retrató con cinco o seis gestos que pescó en vivo”.

Ejemplo de humildad

“Cabral soñaba con ser pintor de caballete. Quería ser como Tiziano, Velázquez, Tintoretto. Y, como él mismo confesaba, la vida lo llevó por otro lado. ‘Con los muñecos pude comer; me dediqué a ellos por necesidad’, afirmaba, pero también lo hizo por la alegría que le provocaba”, refiere el hijo.

No le interesaba buscar un lugar en el mundo del arte, lo que tenía que ver con su humildad. “Jamás hizo ostentación de nada y nunca criticó a ninguno de sus compañeros y colegas, aunque sí se iba en contra de gobernadores y hampones”.

Especialmente disfrutaba el humor, agrega. “La política la hacía porque era trabajo y fue lo que le permitió irse a París becado por Madero para quitárselo de encima. Luego de la Decena Trágica, cuando asesinaron a Madero, le cortan la beca, ¡y a doctorarse en hambre y bohemia allá en París! Dos días no comía y uno sí, y luego a sobrevivir con postres de amor y a hacer caricaturas en todos lados para ganar un mendrugo de pan”.

Ya con un estilo personal dejó Francia y después de vivir en Madrid y Argentina, donde publicó en periódicos y revistas, regresó a México en 1918. Caricaturista en Novedades, Jueves de Excélsior, Fufurufu Fantoche, ganó reconocimiento como ilustrador de portadas para Revista de Revistas, lo mismo que sus colaboraciones para Hoy, Ferronales, Ícaro Sócrates.

Su heredero lo considera un “importante testigo gráfico de la historia, vestido con un alma universal, cocinada a la mexicana con sazón veracruzano. El art decó, el art nouveau, todo esto lo mexicanizó. En 1998 se hizo una exposición sobre art decó y prácticamente el 20 por ciento eran cosas de Cabral; ahí se dieron cuenta que era su máximo exponente”.

De acuerdo con Horacio Muñoz Alarcón, coordinador del archivo Ernesto García Cabral, el caricaturista e ilustrador publicó más de 25 mil trabajos, sin contar, agrega su hijo, “lo que dejó embarrado en paredes, servilletas, manteles, brasieres, manos... Dibujaba en todos lados y no había día que no lo hiciera”.

Ernesto García Cabral Sans se despide con estas palabras: “Yo veo a mi padre como punta de lanza de una enorme cantidad de grandes artistas desconocidos. Jamás comercializó su obra, hacía sus dibujos y ¡a vivir! Su lema era: amistad, trabajo y honradez. ‘Jamás te vas a equivocar en esto’, decía. Y eso fue lo que hizo en su vida”.

Duelo de artistas

Como actividad paralela, a partir de 14 de febrero, a las siete y media de la noche, los jueves de cada semana se llevarán a cabo Duelos de dibujantes en Casa Museo León Trotsky.

Pioneros

El modelo del ciclo es un programa de televisión muy popular de los años cincuenta en el que participó El Chango junto con Rafael Freyre, Ernesto Guasp y Alberto Isaac.

Refranes y cintas

Se trata de que los dibujantes interpreten con dibujos, para que los asistentes adivinen, refranes o títulos de películas propuestos por alguien del propio público. Se premiará a los ganadores con dibujos.

Participantes

Luis Carreño, Rafael Barajas Fisgón, Antonio Helguera, José Hernández, Gonzalo Rocha y Ruizte serán algunos de los caricaturistas participantes en estos duelos de talento.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.