• Regístrate
Estás leyendo: Sergio Vargas se lleva 'La Trágica' noche con la Camerata
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 13:43 Hoy

Sergio Vargas se lleva 'La Trágica' noche con la Camerata

La orquesta de Coahuila realizó su sexto concierto de temporada y la participación estelar del joven pianista lagunero, en una noche de homenaje a Mozart y Schubert.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

La Camerata de Coahuila realizó su sexto concierto de temporada y tuvo la participación estelar del joven pianista lagunero, Sergio Vargas Escoruela, en una noche de homenaje a Mozart y Schubert con el concierto denominado 'La Trágica'.

Más de mil asistentes al teatro Nazas, fueron testigos de la evolución del pianista nacido en 2006 con un talento forjado a base del gusto por la música tatuado en su interior, para reproducir melodías clásicas con su estilo particular.

La batuta del director Ramón Shade, se movió para aperturar con las suaves melodías del compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart y la Obertura a Così fan tutte K.588, con la que sacaron los primeros aplausos de la noche.

Siguió el turno de Sergio quien elegante tomó asiento, puso su pie derecho en uno de los pedales del majestuoso piano y esperó la orden del director.

La Camerata sonó las primeras notas del Concierto para Piano No. 9 en Mi Bemol Mayor “Jeunehomme” de Mozart, y a las pocos compases, apareció el talento del pequeño gran pianista quien acompañó a este grupo de músicos por tercera ocasión.

Sus dedos se movieron con una rapidez y soltura que hacía parecer fácil la manera de interpretar la primera parte del concierto para piano, sin embargo, la complejidad de la obra compuesta por Mozart cuando tenía 21 años en 1777, sin duda puso a prueba las capacidades físicas del joven concentradas en el piano con la sincronía necesaria para llevar a buen puerto la pieza.

Siguió con el tema ahora con un ritmo conocido como andantino semi lento, que contempla intervenciones del piano que tornaron de misterio el recinto.

Al finalizar su participación, hasta diez ramos de flores de diferentes tipos y variedad de colores recibió Sergio Vargas, mientras los aplausos le llovían al por mayor por varios minutos sin cesar, acto de cariño y reconocimiento por parte del público lagunero.

Fue recompensado por el joven talento con la obra de Sergéi Rajmáninov en Re Mayor.

El concierto terminó con la serenidad de la Sinfonía no. 4 en do menor D.417 “Trágica” de Franz Peter Schubert.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.