• Regístrate
Estás leyendo: Rumbo a nuevas políticas culturales
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 03:25 Hoy

Rumbo a nuevas políticas culturales

Artistas y promotores hablan sobre esta administración y los aspectos que deben tomar en cuenta los candidatos
Publicidad
Publicidad

El encuentro entre candidatos por la gubernatura del Estado de Jalisco y algunos actores de la comunidad cultural ha comenzado. En un sondeo realizado por este medio se sabe que esta semana Enrique Alfaro, candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano invitó a cerca de cien artistas para presentar sus propuestas en este rubro.

A partir de hoy, este medio abre un foro permanente en el que varios artistas y promotores culturales expresan su opinión respecto de lo que deben tomar en cuenta los aspirantes a ocupar algún cargo público de cara al periodo electoral. Comenzamos las opiniones con cuatro de nuestros columnistas.

Tomás de Híjar Ornelas, Cronista de la Arquidiócesis de

Guadalajara

“Orillados a hacer un balance de la expirante gestión pública de las Secretarías de Cultura del Gobierno de Jalisco y del Ayuntamiento de Guadalajara, la una a cargo de Myriam Vachez y la otra de Susana Chávez Brandon, se echa de ver que en la una prevaleció la tendencia a burocratizar los recursos del Gobierno de Jalisco destinados al apoyo integral del patrimonio tangible e intangible, con tal de sostener proyectos como el de una orquesta sinfónica costosísima o la ocupación de un edificio federal majestuoso para alojar en él sus oficinas, aun contraviniendo el convenio por el cual el Ejército cedió al gobierno estatal el uso del inmueble construido como Seminario Conciliar para su aprovechamiento como centro de cultura, no de oficinas.

“En la otra, una opacidad absoluta en la toma de [in]decisiones, que dieron a la gestión municipal quebraderos de cabeza tan graves como la de asignar partidas presupuestales muy elevadas para sembrar esculturas públicas o ofrecer actividades públicas de costos elevadísimos y endeble calidad de contenidos, como los festivales GDLuz.

“Una nueva administración estatal en materia de cultura deberá retomar, con enérgica autocrítica, esta experiencia de luces y sombras para democratizar la participación ciudadana, otorgándole el protagonismo que sólo ella puede tener en lo que toca a la salvaguarda de las actividades y creaciones culturales que de forma natural y oportuna emerjan de ella”.

Óscar Riveroll, Escritor e historiador

“Las expresiones culturales en la etapa lítica de la civilización humana se podían contar con los dedos de la mano. Sin embargo, con el tiempo, estas expresiones se han multiplicado exponencialmente hasta tener un abanico de millones de formas de hacer cultura.

“Lo anterior provoca, de manera natural, que algunas de estas expresiones no tengan nada que ver entre sí, e incluso hasta se contraponen ideológicamente de acuerdo a los contextos de cada uno de los actores.

“En este sentido, la mayoría de los personajes que hacen cultura, sea la expresión que sea, no reconocen la existencia de otras las expresiones que se desarrollan fuera de su entorno, incluso, llegan a denostar o negar que algunas de esas expresiones formen parte ‘del mundo cultural’, otorgándose a sí mismos una especie de divinidad para definir qué es y que no es cultura.

“Los gobiernos no están exentos de tan mala costumbre, pues los gobernantes en turno designan a estos ‘divinos’ personajes como administradores de los ínfimos recursos destinados a este rubro. Proponer una solución es complicado, pero es imprescindible designar al frente de las instituciones a personas con la capacidad comprobada para a incluir en la jugada a todas las expresiones culturales y a sus actores”.

Ramón Macías Mora, Escritor y músico

“¿Qué espero de la próxima Secretaría de Cultura Estatal de Jalisco? Pues nada fuera de lo normal. Sólo un funcionario comprometido con la cultura y los hacedores de ella. Honesto.

“Que no se recurra a un ama de casa prepotente y grosera y ante todo, inculta e inoperante. Que se atienda y se dé cauce a las fallidas políticas culturales del gobierno priista de Aristóteles Sandoval. Que se elijan funcionarios probos en su materia, especialidad y no ‘funcionarios’ [as] improvisados [as]. Recomendados chambistas como lo han sido, las direcciones de música, de publicaciones, de culturas populares, de literatura, de artes plásticas, de patrimonio cultural y otros etcéteras.

“Que se elija a un funcionario honesto en el Consejo Estatal para la Cultura y no uno a modo como el actual, el mismo que devenga un alto salario sin rendir cuentas y a cambio solamente beneficia a sus amigos y allegados.

“Que sea un secretario [a] sensible, no racista, no clasista que valore la calidad del artista local, rehaciendo la Orquesta Filarmónica de Jalisco con un 90 por ciento de atrilistas locales y mexicanos. Que el director de esa agrupación sea un músico jalisciense y que se dé espacio a solistas jaliscienses”.

Carlos Prospero, Escritor

“Entre los aspectos criticables de la Secretaría de Cultura de Jalisco actual puedo mencionar:

1. Falta de transparencia en la administración de su presupuesto.

2. Asignación de financiamientos privilegiados, contra asignaciones por concurso.

3. Falta de publicación de convocatorias para la presentación de proyectos.

4. Evitar la información privilegiada para la consecución de apoyos financieros para viajes.

5. Obstáculos que interponen para la consecución de los permisos para el uso de los espacios públicos.

6. Cobrar por el uso de los espacios públicos.

7. Falta de un registro general de todos los artistas del Estado

8. Falta un registro de los artistas por género.

9. Hace falta la divulgación de la Ley de Cultura y la creación de su reglamento.

“Todo debería evitarse en las próximas administraciones. Asimismo, debería aplicarse una reingeniería administrativa para evitar todos los trámites engorrosos que hacen que el interesado tenga que invertir bastante tiempo y dinero para el logro de sus trámites”.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.