• Regístrate
Estás leyendo: Ricos y pobres no leen por ignorantes: Vargas Llosa
Comparte esta noticia

Ricos y pobres no leen por ignorantes: Vargas Llosa

El Nobel de Literatura ofrecerá varias conferencias en la Universidad de Chicago donde abordará el proceso creativo de algunas de sus novelas


Publicidad
Publicidad

El escritor peruano Mario Vargas Llosa dictará cuatro conferencias en la Universidad de Chicago, Estados Unidos, en torno a “El escritor y sus demonios”. En la primera de ellas —dedicada a La ciudad y los perros, su primera novela—, dijo que descubrió muy joven los problemas sociales y políticos del Perú y siempre se preguntó cómo se puede ser escritor en un país donde muy poca gente lee. “Los pobres no leen porque son ignorantes y los ricos (no leen) porque le dan poca importancia a la cultura y la literatura, y también son ignorantes”, expresó.

TE RECOMENDAMOS: La ley húngara contra la CEU, "una acción inquisitorial": Vargas Llosa

[OBJECT]Obligado por su padre, Vargas Llosa estudió dos años de educación secundaria en el Colegio Militar de Lima, entre 1950 y 1951, y usó sus vivencias con la severa disciplina militar para escribir sobre los “perros”, como se llamaba a los cadetes de tercer año, que son los personajes de la novela. “Para mi padre, los escritores eran bohemios casi marginales y no muy viriles, y pensó que la rigurosidad de un colegio militar sería la cura para mi vocación extravagante”, relató.

Los años en el colegio le permitieron aprender sobre la realidad social del Perú, de la que vivía aislado, y obtener la información para comenzar a escribir la novela en el otoño de 1958, en Madrid, y terminarla en una buhardilla de París en 1961.

La ciudad y los perros fue su primera novela, publicada en 1963 y considerada de trascendental importancia porque colocó a la narrativa peruana en el llamado boom latinoamericano, junto con diversos autores de Latinoamérica.

Sobre ella, explicó que fue una “gran aventura” que lo ayudó a descubrirse como escritor realista y a vencer las dudas que tenía con su vocación de escritor.

TE RECOMENDAMOS: AL, heredera real del humnor del "Qujote"

El borrador inicial tenía mil 200 páginas, y fue rechazado por varias editoriales españolas y latinoamericanas antes de ser aceptado por Seix Barral, de Barcelona. El original permaneció guardado en un cajón durante mucho tiempo hasta que el editor Carlos Barral lo leyó y decidió publicarlo, no sin antes tener que maniobrar para esquivar la censura de la dictadura de Francisco Franco.

En Perú, la reacción de los militares a sus relatos sobre las intimidades del colegio fueron drásticas: hasta quemaron varios ejemplares como protesta y lo consideraron un “traidor” de la patria. “Eso le dio gran publicidad al libro y me dejó con la duda de si fueron los militares los que lo convirtieron en un best-seller en Perú", bromeó el escritor.

A lo largo de las próximas tres semanas, todos los lunes Vargas Llosa abordará los procesos de creación de sus novelas Conversación en La Catedral (1969), La guerra del fin del mundo (1981) y La fiesta del Chivo (2000).


*Con información de EFE

AG/ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.