• Regístrate
Estás leyendo: Reviven beatlemanía con discos y objetos
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 15:53 Hoy

Reviven beatlemanía con discos y objetos

Forman parte de la vasta colección de Ricardo Calderón; hoy se llevará a cabo en el Monumento a la Revolución un concierto en homenaje al cuarteto .

Publicidad
Publicidad

En octubre de 1961, los Beatles se presentaron en el Cavern Club de Liverpool. En 1964 su disco A Hard Day’s Night llevaba 14 semanas como número uno en las listas de éxitos del UK Record Retailer de Londres.

El 24 de octubre de 1965, en pleno ascenso a la fama, asistieron a una fiesta en el Scotch of St. James Club, con invitados como The Everly Brothers, Eric Burdon, Billy J. Kramer y The Dakotas. El mismo día, pero de 1967, su filme La noche de un día difícil pasaba por televisión en EU, y aunque el 24 de octubre de 1969 el sueño no se había terminado, John Lennon lanzaba el sencillo “Cold Turkey”.

El 10 de abril de 1970 Paul McCartney anunció el fin del grupo. La beatlemanía acabó de sentar sus reales en México. Hoy, a partir de las cuatro de la tarde en el Monumento a la Revolución, habrá un magno concierto, impulsado por Ricardo Calderón, con los grupos Morsa, The Wigs, London Town, Sgt. Pepper’s Band y The Beagles.

Ayer, hoy y mañana

Calderón recuerda que en 1964, escuchó a los Beatles por primera vez en su natal Acapulco: “Yo digo que me tocó un rayo: iba caminando por el centro y en una sinfonola escuché ‘La vi allá’. Me quedé parado y luego me metí a preguntar quiénes eran. Me dijeron que eran Los Beatles, y luego le pregunté a mi primo lo mismo y me contestó: ‘Unos gringos muy fregones’”, dice riendo.

El mismo año, luego de fastidiar a su padre para que le comprara un disco extended play, y luego otro, empezó su colección Beatle, a la que con el paso de los años se unirían libros, revistas, periódicos y la parafernalia más diversa. Alrededor de 30 mil piezas conforman su colección, de las que 500 se exhiben en la exposición Beatles: ayer, hoy y mañana, que se presenta en el Museo Soumaya de Plaza Loreto.

El coleccionista dice que no lleva un recuento exacto de sus objetos, pero calcula que tiene alrededor de 7 mil discos de vinil, 3 mil discos compactos y películas, casi 2 mil libros y más de 5 mil revistas, entre toda la parafernalia. Comenta que hay otros coleccionistas de Los Beatles en México, pero prefieren mantenerse en el anonimato y no prestan sus piezas.

Ricardo sí comparte sus tesoros: “Quiero que muchos tengan la oportunidad de conocer físicamente objetos que solamente ven en catálogos, en internet o en revistas. Cuando estaba chamaco no tenía recursos, y cuando llegué a estudiar a la Ciudad México en 1966 veía muchachos de mi edad que traían fotos de Los Beatles. Algunos te las enseñaban, pero otros no te las dejaban ver. Yo siempre he sido de la idea de compartir; por ejemplo, hacía un programa de radio en Acapulco, y con trabajos compraba los discos de Los Beatles y los compartía en el programa con todos los que no tenían oportunidad de escucharlos. Si algo distingue a Los Beatles es su capacidad de atraer a la gente a través de su música, sin importar idioma, edad, sexo o nacionalidad”.

La fiebre Beatle seguirá el resto del año, dice Calderón. Para el 28 de noviembre se ha convocado a la gente que quiera vestirse como Los Beatles para asistir a la puerta de los leones en Chapultepec y tratar de establecer un récord Guiness. Del 17 al 20 de diciembre se celebrará en el Centro Cultural Futurama El Gran Festival de Los Beatles con 40 grupos que tocarán en dos escenarios. Este evento gratuito incluirá un ciclo de cine, así como mesas redondas y conferencias, más otra exposición.

Hasta en la pasta de dientes

Beatles: ayer, hoy y mañana exhibe todos los discos de vinil del grupo, sencillos y de larga duración, incluso el que grabaron como acompañantes del cantante Tony Sheridan. Hay ediciones raras, como los promocionales editados por su disquera en México. Se pueden ver carteles, fotografías, portadas de revistas y periódicos de diversas épocas, lo mismo que libros sobre el grupo.

¿Qué más se puede admirar? Un tocadiscos portátil con la imagen del grupo, miniaturas de sus instrumentos, un juego de postales, un peine beatle que costaba 49 centavos de dólar, un dentífrico fabricado en Tailandia, un champú estadunidense que solo se vendió en México, dos esferas musicales, fotograbados del periódico El Universal, modelos para armar, carritos de juguete, figuras de plástico de diversas dimensiones, platos decorativos, playeras, cucharitas, loncheras, unas zapatillas, una agenda, una guarda de cosméticos, un juego de cuerdas de guitarra, un termo, una matrioska, chicles, un reloj, juegos de mesa, velas y muchos, muchos otros objetos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.