• Regístrate
Estás leyendo: La petenera marcó mi vida en la danza: Irma Meza
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 07:23 Hoy

La petenera marcó mi vida en la danza: Irma Meza

Fue un 31 de enero de 2004 que se presentó en el estrado recinto cultural de El Metro, después llevó la obra de este son huasteco a 18 municipios del estado, hasta llegar a Bellas Artes y a Cuba.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Algunos meses después pasado el milenio, Caín Valdéz le dijo a Irma Meza “deberías hacer algo con huapango”.  Fue solo un comentario, dice la bailarina de danza contemporánea “pero me lo tomé muy en serio”. 

Tras algunos meses de investigación musical para encontrar piezas adecuadas, llegado el momento mediante el entonces Fonecat (Fondo Estatal para la Cultura y las Artes) se inició el proyecto. 

“Contemporánea al son huasteco”, que desencadenaría en la puesta en escena “Una petenera petenera”, en 2003. 

Esta es una coreografía inspirada en la huasteca pero con lenguaje de danza contemporánea, “sobre la marcha cuando se fue encaminando en el proceso de creación me enfoque en el son de La Petenera, inspirada en los versos y en la figura principal que es la sirena encantada, una figura universal pero contextualizada a la huasteca. 

Ingresó al fondo del año 2003, creando un dueto con Santos Reyes, su compañero en danza y amistad desde hace 15 años; durante ese tiempo se presentó en fragmentos en algunos recintos de la región como el Festival de la Huasteca o la plataforma México puerta de la Américas, debido que llamó la atención la temática con música huasteca presentado en danza contemporánea, principalmente por Fernando Mier y Terán, entonces titular del ITCA quien lo vio como algo innovador. 

Fue el 31 de enero de 2004 cuando se presentó formalmente en el Teatro Metropolitano, siendo la primera obra de un tamaulipeco en estar en el entonces nuevo recinto; se había inaugurado en octubre con el Festival Internacional Tamaulipas y posteriormente recibirá al Cascanueces, luego a La Petenera.

Después de su estreno tuvo fortuna, se presentó en al menos 18 municipios del estado, en el Centro Cultural Tamaulipas, también en las calles, representó al estado en varios foros del país hasta llegar a Bellas Artes, y a Cuba, junto a la compañía Codanza. 

“La gente que me conoce de años atrás y que ha estado cerca de mí, me identifican con esa obra, hasta me dicen “la petenera”, porque fue una obra que marcó mi carrera, mi faceta como creadora artística”. 

Y anuncia el adiós “Cuando se celebraron los 10 años pensé que ahí se iba a quedar, pero la disposición del ITCA está, ya con esta función me despido de esta obra y este personaje entrañable que tanto he querido”.

Década y un lustro, contenida 

A quince años de haberse estrenado, la obra sigue casi intacta como en su concepción, aunque no se ha presentado constantemente, solo hace 10 años en el Metro en su aniversario

“Quizá en el vestuario, utilizo dos, y el primero tiene una variante, era más minimalista, también el primero de Santos, son cosas visuales muy sutiles, pero el lenguaje prácticamente lo he dejado como en el inicio, porque he querido mantener la esencia de lo que yo pensaba en ese entonces, de mi visión del movimiento, obviamente hablamos de hace 15 años, que no refleja lo que pienso hoy en el lenguaje de movimiento”, aunque quizá modificada por el paso evolutivo, la edad y la experiencia en la parte física.

Debido a una fuerte influencia de la danza butoh en aquellos tiempos, la obra fue conceptualizada en un lenguaje más minimalista, “más contenido y reservado no grandilocuente, como si jalaras las riendas del caballo, ese rollo traía en mi mente creadora, me parece importante mantenerlo para verme a mí en ese momento”.

La música, un valor agregado

Desde la Petenera brotó su activismo por la música de la huasteca, reflejada en su paso servidora pública, algo que asegura que aunque está implícito en parte de su vida, no fue inculcado por su familia.

“En la selección musical comenta un trabajo minucioso, de profundidad, la recopilación fue extenuante, son piezas bellísimas, unas son contemporáneas inspiradas en la música huasteca, piezas tradicionales, otras antiguas que no se escuchan comúnmente, tuve la oportunidad de involucrarme en el trabajo de campo, la Petenera tiene muchos elementos valiosos, la música es uno de ellos y por eso prevalece” finaliza.


ELGH 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.