• Regístrate
Estás leyendo: INAH reconoce la riqueza histórica de Cuautitlán Izcalli
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 22:18 Hoy

INAH reconoce la riqueza histórica de Cuautitlán Izcalli

Por primera vez inmuebles civiles y religiosos ahora se encuentran en paginas de la historia nacional gracias a su inscripción en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas e Históricas.

Publicidad
Publicidad

Las autoridades de esta demarcación informaron que por primera vez, parte de la riqueza histórica y cultural izcallense es reconocida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), e incluso el municipio es ampliamente destacado como uno de lo más importantes impulsores en el país de este patrimonio, al promover su inscripción en el Registro Público de Monumentos.

De acuerdo con el reporte ofrecido por el ayuntamiento, la hacienda La Troje y las parroquias de San Francisco de Asís, Santa Bárbara Virgen Mártir, San Martín Obispo y San Sebastián Mártir ahora se encuentran en las páginas de la historia nacional gracias a su inscripción en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas e Históricos del INAH, situación que no se había hecho en todos los años de vida de Cuautitlán Izcalli.

Además de estos cinco inmuebles civiles y religiosos, el gobierno local contempla la gestión de inscripción de otros 28 monumentos y bienes muebles, que datan de los siglos XVI al XIX, para sumar un total de 33.

Se informó que este valioso patrimonio yace en Izcalli toda vez que la localidad fue un importante territorio de paso, intercambio comercial y para la recolección de impuestos que daba la entrada a la Ciudad de México, contribuyendo al desarrollo de la región y el crecimiento de la Nueva España.

TE RECOMENDAMOS: Concluyen remodelación de la sede de la OSEM

Cabe señalar que la Parroquia de Santa Bárbara Virgen Mártir, ubicada en Santa Bárbara Tlacatécpan, quedó registrada ante el Catálogo Nacional de Monumentos con la clave de ficha I-15-00327 en el subtipo de inmueble de arquitectura religiosa. Fue construida en el siglo XVII para facilitar la labor evangelizadora de los franciscanos que llegaron a Cuautitlán y se trata de una construcción de estilo barroco que tiene importantes obras artísticas de la época.

El inmueble alberga el retablo dedicado a la Virgen y otro sobre la vida de San Ignacio de Loyola. Xavier Moyssén, historiador mexicano del arte, enunció que "los principios dinámicos del barroco aparecen de manera rotunda en ellos".

Por el tamaño de los retablos se presupone que éstos fueron construidos para otra iglesia. A finales del siglo XVIII fue cambiada la decoración interior de la iglesia del noviciado, lo cual responde al hecho de que se dio la renovación artística que originó el neoclasicismo.

KVS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.