• Regístrate
Estás leyendo: La historia como género narrativo: plática con Taibo II
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 08:03 Hoy

La historia como género narrativo: plática con Taibo II

El escritor habla sobre el tercer tomo de su libro ‘Patria’, sobre la historia de la Guerra de Reforma, y critica a los pseudohistoriadores frívolos


Publicidad
Publicidad

Los últimos embates de una república dispersa en guerrillas que, pese a todo pronóstico, logró hacer frente al imperio invasor, es el periodo que documenta Paco Ignacio Taibo II en Patria 3 (Planeta, 2017), el último tomo de la colección que va desde la derrota de Santa Anna hasta la caída del Imperio de Maximiliano.

Después de varias décadas de documentación, Taibo II presenta una manera distinta de abordar la historia mexicana, con brochazos narrativos que no traicionan el rigor del historiador. Para Taibo II, el término de patria se ha desgastado y hoy es inexistente.

TE RECOMENDAMOS: Llama Taibo II a cambiar la historia en 2018

¿Cómo recuperas el término patria?

Contando una historia donde hay mucha patria, con personajes que tienen la convicción de hacer un país de abajo hacia arriba, donde una parte de los ciudadanos, la generación liberal de la Guerra de Reforma, se la juega, a vida o muerte, para hacer patria. El periodo que cubro es de catorce años. El espacio entre estas dos victorias: la derrota del santannismo y la derrota del Imperio de Maximiliano. Recabo pasajes muy importantes como la Guerra de Reforma o el dominio de los franceses, el mejor ejército del mundo, con 50 mil soldados que venían a cobrar 3 millones de pesos.

¿Qué papel juega la generación de los liberales rojos no solo en tu libro sino en la historia de México?

[OBJECT]Es un grupo que se da cuenta que el país está hecho pedazos por la guerra de 1847 con los gringos, que provocó la pérdida de la mitad del territorio nacional. Les daba vergüenza lo que estaba pasando. El país sin infraestructura, sin líneas de comunicación, sin ferrocarril. Un clero que no tiene relaciones con dios sino con el negocio. La mojigatería imponiendo los usos y costumbres del día a día. Esta generación apuesta por construir un país y se la rifan de manera espectacular. Los liberales rojos, los llamados puros: Juárez, Lerdo, Melchor Ocampo, Santos Degollado, parten del supuesto de que hay que poner la vida sobre la mesa, y que no va a ser fácil.


Tres tomos de Patria, de PIT II (Milenio)

Es una generación que dice basta a la dictadura de Santa Anna, al clero, ¿Abordas el pasado para hacer una lectura del presente?

Siempre. Conforme escribía el libro encontraba, una y otra vez, la conexión de reflejo entre el pasado y el presente. Un ejemplo sencillo: Juárez cruza el Zócalo caminando sin escoltas siendo presidente, mientras que el gobernador más bobo de este país necesita 50 guaruras, dos helicópteros, 70 lamehuevos, etcétera. El liberalismo rojo tenía con el poder una relación de humildad que es súper necesaria traerla a nuestros días. Cuando muere Guillermo Prieto, dos veces ministro de Hacienda, le faltan botones a su gabán con el que van a enterrarlo. Hoy, no conozco a algún ministro mexicano que haya muerto pobre. Al escribir el libro estas cosas saltaban y saltaban: el heroísmo, la dignidad, la humildad, estas palabras viejas que están en Los tres mosqueteros pero que desaparecieron del verbo que usamos los mexicanos.

Son tres tomos pero da la impresión de que pudiste haber hecho unos diez más.

Todo lo que quería contar lo puse. No quería entrar en el peligro de qué pasó después, ni en el riesgo de decir qué ocurrió antes, porque me hubiera vuelto loco. La clave es que el tema lo he documentado por muchos años. Empecé a leer sobre los liberales rojos hace cinco años. Tengo notas de más de dos décadas, visitas a una biblioteca perdida en Zacatecas, muchos años acumulando el material y luego tres años montando y escribiendo.

A qué se debe esta mala costumbre de engancharnos con los falsos mitos. ¿Es un desconocimiento de la historia mexicana?

Hay algo peor. En el libro voy destrozando mitos. Existe toda una horda de pseudohistoriadores que son de una frivolidad encabronante. Les encanta lanzar historias de que si Juárez perdonó a Maximiliano porque les parecen chistositas, atractivas. La verdad es que no estudian, no investigan. Hace rato agarré un libro de estos tipos y encontré 16 errores en tres páginas. No son diferencias de interpretación, son errores. Me parecen malos historiadores pero además muy reaccionarios; siempre coincide esta combinación.

TE RECOMENDAMOS: Enrique Krauze presentó su 'Biografía del poder'

'Patria 3' es un libro ortodoxo por toda la documentación, pero ¿buscas que sea un libro de historia diferente?

La ruptura con la academia está en la narrativa, no en el rigor de la documentación que comparto con mis colegas. Sostengo que la historia es un género narrativo. Solo hay un capítulo donde me tomo la libertad de hacer una trampa literaria, y lo dejo en claro; es uno de los 300 capítulos. En los demás siempre hay rigor y narrativa.

Patria 3 se presenta en el Auditorio Juan Rulfo, a las 19:30 horas.

AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.