• Regístrate
Estás leyendo: Fallece Sócrates Cobos, integrante de Moreleando
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 06:23 Hoy

Fallece Sócrates Cobos, integrante de Moreleando

Entre amigos y artistas locales, fue recordado como una personaje importante para la recuperación de la avenida Morelos, también como un apoyo para los jóvenes que iniciaban su camino en el colectivo.
Publicidad
Publicidad

Durante la mañana de este miércoles, amigos y artistas locales circularon a través de las redes sociales la noticia del fallecimiento de Sócrates Sambora, o Sócrates Cobos, con el primer nombre conocido en redes sociales, en tanto que con el segundo firmaba columna en esta casa editorial.

Aldo Valdés, integrante de Moreleando, emitió un comunicado donde en tono de jocosa despedida refiere que Sócrates nació en Atenas hace 25 siglos y su mito cuenta que fue condenado después de atiborrar con preguntas a la población de la ciudad durante décadas en búsqueda de actitudes críticas”.

“Mucho tiempo después nació un tocayo suyo en La Laguna. Y como los nombres se encuentran estrechamente ligados a nuestra persona, éste homónimo resultó ser alguien fuera de serie. No había forma de descifrar a Sócrates Cobos. Su espontaneidad causaba reacciones contrastantes, era capaz de provocar muecas y carcajadas en la misma conversación. Las personas que tuvimos oportunidad de compartir tiempo con él coincidimos en que su amistad nos hacía pensar y sentir muchas cosas de manera cotidiana”.

Su compañero refiere que más allá del diálogo, Sócrates el de Torreón, pasó a las acciones y se involucró en iniciativas ciudadanas. 

Con su peculiar estilo combinó sus pasiones con el trabajo, dejando tras de sí múltiples ideas en foros público en medio de una actitud que describe contagiosa, loca y admirable.

“Hace pocos días, cuando la cabeza ya funcionaba más rápido que las piernas, me hizo una solicitud: debíamos de ir a comprar discos de Rock y a hablar sobre los próximos proyectos de nuestra asociación civil".

“Incluso en los momentos más críticos, la voluntad de ayudar a su ciudad seguía fluyendo. Por eso, es importante que en nuestra memoria palpiten los recuerdos. Por eso, podemos continuar el camino inconcluso que ya fue marcado. Y por eso, como en el caso de su tocayo helénico, debemos de seguir cuestionándonos siempre. Así reconoceremos la influencia que nuestro amigo dejó en nosotros y en nuestra comunidad”, concluyó Aldo Valdés.

Por su parte Elías Agüero Díaz Durán, fundador de Moreleando y hoy director del Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE) estableció que es una tristeza su pérdida. 

“Sócrates Cobos fue un personaje importante para Moreleando, de pronto llegó una noche a una reunión y de inmediato se sumó al trabajo, opinando, proponiendo. Su forma de ser y actuar me ha dejado muchas enseñanzas, siempre alegre, comprometido con aprender y entender esto que fue una nueva manera en que un grupo de ciudadanos abordamos las ganas de hacer algo por nuestra ciudad".

“Por lo mismo me ayudaba a cuestionarme mi propio andar y aunque hubo discusiones propias de las dinámicas de grupo, entendíamos que era eso, diálogos para construir una mejor ciudad. Siempre se asumió como un habitante de la Morelos y hablaba de cómo la vivió en su niñez y cómo la quería ver en el futuro”. 

Díaz Durán explicó que en uno de los momentos más duros de Moreleando, cuando entraba en su fase más complicada, él se mantuvo como un apoyo importante para él y los jóvenes que estaban iniciando su camino en el colectivo. 

“Su persona, llena de energía, compromiso y amor por la ciudad se van a extrañar”, concluyó el fundador de Moreleando.

Milenio Laguna se une a la pena que embarga a la familia de Sócrates Cobos, hasta hoy nuestro columnista. O Sócrates Sambora, como se presentaba en sus redes sociales y era conocido entre la comunidad que gestó Moreleando.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.