• Regístrate
Estás leyendo: Las mejores y peores dietas de 2019, según la ciencia
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 10:13 Hoy

Las mejores y peores dietas de 2019, según la ciencia

El Instituto Médico Europeo de la Obesidad reveló las mejores formas para bajar de peso saludablemente.
Publicidad
Publicidad

La dieta al estilo Royalty, que es la que sigue Meghan Markle, esposa del Principe Harry; la del ayuno intermitente, seguida por Ben Affleck o Beyonce; o la nórdica, basada en la alimentación tradicional del norte de Europa, se encuentran entre las más completas y sin efecto rebote puestas de moda el pasado año y que serán tendencia en 2019, según el ranking de Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del IMEO, quien hace hincapié sobre los múltiples efectos secundarios y posterior efecto rebote que conllevan las denominadas ditas milagro, destaca, los métodos de adelgazar saludables siempre deben basarse en evidencias científicas, proponen una pérdida de peso paulatina y como regla general no sobrepasan los 1.5 kilos por semana y los seis al mes.

Este ranking, el sexto que lanza el instituto, no sólo destaca las cinco mejores dietas que han cobrado protagonismo a lo largo del último año, también enumeran las peores dietas que aseguran seguirán marcando tendencias en 2019.

La lista del IMEO cuenta con el respaldo por una veintena de expertos en obesidad y cuidado de la salud, entre ellos médicos, nutricionistas, dietistas, psicólogos, preparadores físicos, naturópatas y cirujanos.

Las cinco mejores dietas

Entre las cinco mejores destaca la dieta con alta densidad de nutrientes. Una dieta rica en alimentos de alta densidad nutritiva es aquella que proporciona proteínas de alto valor biológico, grasas cardiosaludables, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra de calidad a partir de alimentos saciantes y libres de calorías vacías.

"Es un tipo de dieta muy eficaz a la que a menudo recurrimos en consulta, porque permite un desarrollo más personalizado", señala Andrea Marqués, experta en nutrición, dietética y gastronomía del IMEO. El inconveniente puede ser la adaptación inicial a la restricción de azúcares y grasas saturadas que puede traducirse en ciertos parámetros de ansiedad al principio.

La dieta al estilo Royalty, que "se basa sobre todo en el consumo de frutas y verduras, proteínas de alta calidad (como pollo de corral y pescados como el salmón o el atún) y frutos secos y semillas, mientras trata de evitar el consumo elevado de gluten", analiza la nutricionista experta en dietética y gastronomía Andrea Marqués. Un planteamiento que consiste en comer sano, priorizando ciertos alimentos beneficiosos para la salud, y dándose pequeños caprichos de vez en cuando.

En tercer lugar, se encuentra la dieta del ayuno intermitente, que además de Beyonce y Ben Affleck, sigue Hugh Jackman y Nicole Kidman. Quienes la practican incluyen en su rutina periodos que abarcan desde varias horas hasta incluso días en los que se abstienen de ingerir alimentos sólidos.

Este tipo de dieta permite perder entre uno y 1.5 kilos a la semana, incluyendo días de alimentación más festiva o social que serán compensados con los días u horas de ayuno. Eso sí, "hay que mostrar cierta disciplina a la hora de seguir la dieta y en los días de ayuno realizar ejercicio físico de intensidad baja", añade Carmen Escalada, nutricionista clínica del IMEO.

La dieta nórdica consiste en comer como un vikingo. Como base, prioriza el consumo de verduras, hortalizas y frutas (en menor variedad por tema geográfico, predominando bayas o frutas rojas, en compotas o como snack), cereales enteros, mucho pescado azul, carnes blancas y rojas en menor proporción y aceite de colza en lugar del de oliva.

"Se trata más de una alimentación saludable y modelo de vida que de una dieta en sí que logre resultados rápidos, pero volátiles", anota Escalada, quien recuerda que se puede perder con este plan entre medio y un kilo de grasa a la semana.

Finalmente, la dieta vegana controlada por especialista. Algunos de los declarados veganos son Alicia Silverstone, Natalie Portman y Brad Pitt, quienes han eliminado todos aquellos alimentos de origen animal: carnes, pescados, mariscos, huevos, lácteos y miel. Aunque con ella también se puede perder peso de manera saludable (entre medio y un kilo a la semana), quienes la practican no suelen hacerlo con este fin, sino más por una convicción de ayuda al medio ambiente o mejora global de la salud.

"Debido a que esta dieta supone numerosas restricciones, es importante seguirla con el apoyo y consejo de un dietista-nutricionista especializado", apunta la nutricionista clínica.

Las peores dietas 

Dieta de las 800 Kcal, que tiene entre sus seguidoras a Kylie Minogue, Renée Zellweger o Jennifer Aniston, es excesivamente restrictiva, monótona y deficiente de nutrientes, insuficiente para mantener activo el organismo de una persona adulta físicamente activa.

"Ocupa el primer puesto en el Ranking de IMEO de las dietas menos indicadas para bajar de peso durante 2019 debido a su popularidad entre mujeres y adolescentes y su carácter versátil y camaleónico", explica Estefanía Ramo, nutricionista del Instituto, quien recuerda que se pueden perder de cinco a siete kilos pero a costa de numerosos riesgos para la salud, como carencias nutricionales (déficits de vitaminas y minerales), alteración de la conducta alimentaria (más hambre y ansiedad y menos saciedad) o metabólicas, bajada de la tensión o del azúcar", apunta Ramo.

En segundo lugar, la dieta de los tés détox y el café adelgazante que tiene entre sus seguidoras destacan los nombres de Kim Kardashian, Demi Lobato y Gwyneth Paltrow, y consiste básicamente en ingerir cantidades de tés y café adelgazante con el fin de perder alrededor de cinco kilos a la semana.

Se sirve de una gama amplia de preparados ricos en cafeína y teína, en cápsulas o infusiones o a base de hierbas a las que se les atribuyen otros efectos relacionados con la pérdida de peso, como activadores del metabolismo, inhibidores del apetito, eliminadores de toxinas, energizantes, laxantes o diuréticos, drenantes, antocelulíticos, quemagrasas, etc. Puede parecer que funciona a corto plazo, pero una vez recuperadas esas pérdidas de líquido, conlleva a un gran efecto rebote.

En tercer lugar, la dieta de los grupos sanguíneos que cuenta con Demi Moore, Kate Winslet y Miranda Kerr, entre sus seguidoras. Los defensores creen que sirve no sólo para adelgazar. Originaria de los años 80 se basa en que "aquel alimento bueno para algunos, puede ser veneno para otros". A fecha de hoy, no hay ningún estudio científico que la respalde.

En cuarto lugar, la dieta cetogénica o keto dieta, su fama se nutre de la de sus célebres seguidoras, entre ellas Halle Barry, Jennifer López, Megan Fox o Adriana Lima. Provoca una considerable pérdida de peso, de forma exprés, que ronda los 12 kilos al mes, principalmente mediante la reducción de los hidratos de carbono.

Pueden afectar al correcto funcionamiento del organismo y dar lugar a estreñimiento, diarrea, astenia o calambres musculares, entre otros. Además, son peligrosas para personas con enfermedades cardíacas, ya que una alimentación alta en grasas puede comprometer el funcionamiento del corazón, y desaconsejadas en casos del hígado comprometido, por la imposibilidad de metabolizar las grasas.

En último lugar, la dieta de los suplementos nutritivos con efectos adelgazantes, que parecen haber seguido Eugenia de York y el Príncipe Harry. Ejercen una serie de efectos relacionados con bajar de peso: supresión del apetito, mejora de la digestión, regulación de los niveles de azúcar en la sangre y optimización del metabolismo.

"Es importante subrayar que se trata de suplementos nutricionales que no sustituyen, sino complementan ciertas carencias en una dieta supervisada por un profesional", recalca Mireia Elías, experta en dietética y nutrición deportiva del IMEO.


RL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.