• Regístrate
Estás leyendo: Hipotiroidismo, un trastorno que se confunde con depresión
Comparte esta noticia
Jueves , 21.02.2019 / 18:12 Hoy

Hipotiroidismo, un trastorno que se confunde con depresión

Afecta a diez mujeres por cada varón. Entre los recién nacidos es la principal causa de retraso mental que puede prevenirse con un tamizaje.
Publicidad
Publicidad

La pequeñísima glándula tiroides suele pasar inadvertida –en la mole del cuerpo ocupa apenas de 40 a 60 milímetros de longitud y 4 a 6 milímetros de grosor- hasta que se afecta su función y se descubre este daño como origen de diversos trastornos… a menudo confundidos con otras patologías, como la depresión. Hoy los casos de enfermedades tiroideas tienen una alta prevalencia en nuestro medio, razón que congrega en esta ciudad a más de 200 médicos que debaten y comparten conocimientos sobre este problema de salud dentro del Tercer Foro Integral de Expertos en Tiroides organizado por la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología.

Entre las enfermedades de la glándula tiroides, la más común es el hipotiroidismo, un padecimiento que afecta a entre el 1 y el 9 por ciento de la población, dependiendo de su rango de edad. “El hipotiroidismo es la incapacidad de producir la cantidad de hormonas tiroideas suficientes que requiere nuestro organismo para diversas funciones”, detalló el endocrinólogo Alejandro Romero Zazueta, uno de los ponentes en el foro desarrollado este 11 y 12 de mayo.

La tiroides se ubica en nuestra garganta, debajo de la nuez de Adán “y no obstante la pequeñez de su tamaño cumplen una función muy importante: tiene que ver con el funcionamiento del cerebro, con el funcionamiento del corazón, con la regulación del metabolismo y la energía, con el funcionamiento intestinal, con el de la presión arterial, etcétera”, enumeró el entrevistado. De esta manera, si la tiroides fabrica menos hormonas tiroideas, la persona se ven afectada en este universo de funciones.

El hipotiroidismo es más frecuente en el sexo femenino, en una proporción de diez mujeres afectadas por cada varón, lo cual es muy significativo, dijo. “Por el tipo de síntomas que se pueden presentar, tales como alteraciones del estado de ánimo y alteraciones de la menstruación, se suele atribuir a problemas ginecológicos, de estrés o depresión, cuando realmente son causados por la insuficiencia de hormona tiroidea”.

Romero añadió que los trastornos de la glándula tiroides se pueden manifestar también en piel reseca, pérdida de cabello, aumento de peso o dificultad para bajar de peso o fatiga; de ahí que el hipotiroidismo es un padecimiento difícil de diagnosticar, ya que sus síntomas son fáciles de confundir con estrés, cansancio o problemas de la función ovárica entre otros.

En cuanto a la edad, la incidencia es mayor entre las personas mayores de 60 años –hasta 9 por ciento de este grupo- cuando la incidencia general es del 1 al 3 por ciento. Sin embargo el hipotiroidismo se puede presentar a cualquier edad e incluso antes de nacer y en las diferentes etapas de la vida.

El médico aludió al hipotiroidismo congénito, un trastorno que puede ser detectado antes de que se manifiesten los primeros síntomas mediante una sencilla prueba de tamizaje que consiste en tomar una muestra de sangre mediante una punción capilar en el talón del bebé la cual se coloca en un papel filtro y se examina el nivel de la tirotropina (TSH), y la hormona T4. Esta prueba se debe tomar entre las 48 y 72 horas después del nacimiento. Reconoció que las instituciones públicas egresan a los recién nacidos a las 24 horas, lo que evita que sean sujetos a este monitoreo, que debe solicitarse posteriormente, preferentemente en el plazo indicado.

“Es muy importante que se haga este tamizaje pues el hipotiroidismo congénito es la causa número uno de retraso mental. Y éste puede prevenirse y el niño no tendrá repercusiones. Entonces, haya antecedentes o no, hay que buscarlo. El hipotiroidismo en niños se va a manifestar con problemas en el crecimiento, por lo que la responsabilidad de detección inicial recae en el pediatra a cargo de las gráficas de crecimiento.

“Si el niño no crece o está creciendo a un ritmo muy lento, si tiene problemas alimenticios, problemas de conducta o de aspectos cognitivos o de memoria, se debe sospechar de la afección en la tiroides” y confirmar el diagnóstico con una prueba en sangre en un laboratorio de calidad para leer el nivel de estas hormonas.

Romero Zazueta afirmó que un diagnóstico oportuno puede ayudarle a las personas con hipotiroidismo a vivir una vida plena.

TRATAMIENTO

En todo caso el tratamiento del hipotiroidismo consiste en la sustitución de las hormonas tiroideas. La glándula tiroides produce dos tipos de estas hormonas: T3 (triiodotironina) y T4 (tiroxina), las cuales se producen desde la semana 14 de gestación.

Cuando su nivel es insuficiente deben ser sustituidas a través de administrar la hormona tiroidea T3 de por vida, cuya dosis va a depender de la edad de la persona, comorbilidades y otras condiciones.

A nivel mundial la causa más frecuente del descenso de hormonas tiroideas es la deficiencia de yodo en la dieta, una condición que no aplica en México, pues nuestro país ha resuelto la ministración correcta de este mineral con la sal yodatada, es decir, el programa por el cual toda la sal que se consume se le ha adicionado yodo.

Entre las causas de hipotiroidismo en nuestro medio se cuentan la tiroiditis, por la cual se produce la inflamación y daño de las células de la glándula tiroides; la enfermedad autoinmune donde el sistema inmunitario ataca la glándula tiroides; cirugías y otras.


CLaves
DEL HIPOTIROIDISMO
*El hipotiroidismo se presenta cuando la tiroides no produce en cantidades insuficientes las hormonas tiroideas.

*La glándula tiroides produce dos hormonas tiroideas: T3 (triiodotironina) y T4 (tiroxina), las cuales regulan la forma en que el cuerpo usa y almacena energía (metabolismo), entre otras funciones. 

* Estas hormonas también contribuyen a que funcionen debidamente el cerebro, corazón, músculos, intestinos y otros órganos 

* El hipotiroidismo es más común en las mujeres; en proporción de 10 a 1. Tiene mayor incidencia en personas mayores de 60 años: hasta 9%. 

Causas: *El sistema inmunitario ataca la glándula tiroides 

*Infecciones virales 

*Embarazo (llamado tiroiditis posparto) 

*Uso de determinados medicamentos, como litio o amiodarona 

*Anomalías congénitas Terapias de radiación al cuello o al cerebro para tratar cánceres 

*Yodo radiactivo usado para tratar una tiroides hiperactiva 

*Extirpación quirúrgica de parte o de toda la glándula tiroidea

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.