• Regístrate
Estás leyendo: El "frasco de la calma " llegó para salvar tu vida.
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 18:31 Hoy

El "frasco de la calma " llegó para salvar tu vida.

Con esta idea surgida del Método Montessori podrás ayudar a los pequeños a relajarse al contemplar el brillante colorido de los ingredientes que mezcla el frasco.
Publicidad
Publicidad

¿Temes a ese momento del día en que es difícil sacar a los niños del berrinche y que te arrastra a un estado de estrés? Ponle brillo a la situación y calma la ansiedad de ambos con esta herramienta.

Se trata del "frasco de la calma", un recipiente lleno de gel, brillantina y colorante vegetal cuya contemplación ayudará a tus niños con las funciones del sistema nervioso, esta idea surgió de las técnicas del Método Montessori.

TE RECOMENDAMOS: Campamentos de verano: tus hijos se divierten... ¡y tú lo agradeces!

Cuando el pequeño se siente estresado, su ritmo cardíaco y su respiración se aceleran, pero al concentrarse en observar la caída del brillo se genera un modelo visual que envía una señal al cerebro y disminuye la agitación, mientras eso va sucediendo, puedes aprovechar para que platiquen de los sentimientos por los que se siente alterado: tristeza, miedo o frustración, estrés etc.

¡Manos a la obra! , esto es lo que necesitas para elaborar tan auxiliar juguete:

Materiales:

- Un frasco de plástico transparente

- Una cuchara

- Tres cucharadas de gel transparente

- Diamantina

- Champú transparente para bebé

- Colorante vegetal del mismo color que la diamantina

- Agua tibia (Estos tres últimos son al gusto de cada persona, y de acuerdo al tamaño del frasco)

Instrucciones:

Introduce de dos a tres cucharadas de gel en el frasco (A mayor cantidad más espesa quedará la mezcla y la diamantina tardará más en ir de arriba hacia abajo)

Agrega unas cuatro cucharadas de champú para bebé

Ahora mezcla el colorante vegetal, la cantidad es de acuerdo a la intensidad de color que prefieras.

Revuelve bien con la cuchara integrando todo perfectamente y agrega la diamantina.

Vierte el agua tibia, deja un espacio para que se pueda agitar el contenido y ¡a jugar!


CR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.