¿Qué hay detrás de la app de Facebook que cambia al sexo opuesto?

Puede que sirva para tener un rato divertido con tus amigos, pero todo a costa de tu información personal.

Ciudad de México

Muchas veces, las cosas gratis tienen un precio y en el caso del internet o un rato de risas con una de tus fotos, la moneda de cambio es tu información personal para ser usada con fines publicitarios.

Si has entrado a Facebook en los últimos días, seguro te ha aparecido en tu News Feed la foto de uno de tus amigos transformada gracias a la app “Cómo te verías si fueras del sexo opuesto”. Pero antes de que le des clic, piensa si quieres que una plataforma externa a Facebook tenga tu información, correo electrónico, lista de contactos e incluso el contenido que publicas tanto en la red social como fuera de  para mostrarte anuncios más personalizados.

TE RECOMENDAMOS: Ocho formas de proteger tu teléfono de un virus o malware

De acuerdo con la política de privacidad de Kueez, la empresa detrás del juego, ésta puede permitirles a otros que te envíen información "que creemos puede ser relevante para ti".

Además, establece que la información que recolectan puede usarse para crear estadísticas de uso, tendencias que el sitio o sus aliados pueden utilizar.


Pero eso no es todo, la app también puede recolectar información como el tipo de dispositivo desde el cual entraste, la ubicación del mismo, servicios que has utilizado, tipo de navegador que utilizas, dirección, sexo, los grupos a los que perteneces, cuánto tiempo pasas en el sitio que te redirigió a Kueez y hasta "cualquier contenido publicado por ti en foros públicos o comunidades asociadas con el sitio". 

Pero la aplicación no es la única que se cobra con tu información personal. Las conexiones a internet públicas o gratuitas también lo hacen.

A cambio de tu correo electrónico y tu edad o zona geográfica, las compañías están dispuestas a regalarte un poco de internet. Esta información les ayudará a conocer mejor a sus usuarios y saber qué anuncios o productos necesitan.

Algunas redes también funcionan como una trampa puesta por los hackers para recolectar información y venderla a terceros o llevar a cabo ataques, según el blog de Kaspersky

>> ¿Qué puedes hacer para evitarlo?

Lo más fácil es no usar las conexiones públicas, pero muchas veces son necesarias porque necesitas enviar un mensaje urgente y te quedaste sin datos. Por eso lo que puedes hacer es crear una cuenta de correo específica para ese tipo de conexiones.

Evita también realizar operaciones bancarias o ingresar alguna contraseña, pues al ser redes abiertas son fáciles de hackear y te pueden robar toda tu información y de paso, dinero.

Utiliza una app de VPN para evitar que rastreen tu IP verdadero y no tengan acceso a tu información. 


mrf