Cuidado con lo que abres en Gmail, puede ser un virus

Un nuevo método de phishing descarga código malicioso y toma control de tu cuenta para mandar correos a tus contactos con archivos adjuntos bajo asuntos que normalmente escribirías.  
La compañía anunció que arreglaron las fallas del servicio.
Un nuevo método de phishing se hace pasar por ti para infectar más cuentas. (Shutterstock)

Ciudad de México

La próxima vez veas en tu bandeja de entrada de Gmail un correo con un archivo adjunto, asegúrate de que tu contacto sea quien realmente lo envió, pues hay un nuevo método de phishing o suplantación de identidad mediante el cual los hackers toman control de toda tu cuenta y ni los más cuidadosos se salvan.

TE RECOMENDAMOS: ¿Es posible lograr que nuestros correos sean 100% seguros? 

Al teclear tu contraseña, los hackers tienen acceso a toda tu información y el ciclo se repite.

Todo comienza cuando la cuenta de uno de tus contactos fue comprometida. Al tener acceso, el código malicioso utilizará el directorio para enviar correos, en nombre de la persona a quien pertenece la cuenta, y adjuntará un archivo. Buscará los temas de los asuntos más comunes y así es como hace que la persona a quien le fue enviado el correo, lo abra. 

Al dar clic sobre el archivo adjunto para tener una vista previa, se abre una nueva ventana que pide que el usuario introducir su contraseña de Gmail. Aquí es donde está el truco. La liga de esa página muestra “accounts.google.com”, un indicativo de que es un anuncio legítimo de Google, por lo que los usuarios no desconfían, sin embargo lo que se descarga es una página llena de códigos que robarán tu identidad.

Al teclear tu contraseña, los hackers tienen acceso a toda tu información y el ciclo se repite.

La única forma en la que puedes evitar que tu cuenta sea comprometida, es no abrir archivos sospechosos, activar la opción de doble verificación de Google para que, en dado caso de que los hackers tengan tu contraseña, no puedan entrar a tu cuenta y siempre asegurarte que la página a la que estás entrado es segura.

Si crees que tu cuenta fue víctima de este caso de phishing, lo mejor es cambiar tus contraseñas y revisar tu registro de actividad de Gmail, para que en caso de que haya algo sospechoso, lo puedas reportar. 


MRF