¿Es posible lograr que nuestros e-mails sean 100% seguros?

En la época de los hackers, WikiLeaks y la filtración de información, ¿es posible incrementar la seguridad de tu correo electrónico?
Hoy en día, cualquier correo electrónico es susceptible de ser hackeado.
Hoy en día, cualquier correo electrónico es susceptible de ser hackeado. (Especial)

Ciudad de México

¿Existen opciones para incrementar la seguridad de tu correo electrónico y evitar que sea hackeado? Un especialista en tecnología responde esta interrogante y ofrece algunas alternativas.

TE RECOMENDAMOS: En caso de hackeo, ¿puedo salvar mis datos? 

Una de las preocupaciones más comunes —y más lógicas— de los usuarios de cualquier servicio de correo electrónico es, desde luego, la seguridad. Y en esta época de hackers rusos que supuestamente intervienen en elecciones, de WikiLeaks y de otras filtraciones de información clasificada, ¿qué opciones existen para que la gente común y corriente aumente la seguridad de su correo electrónico?

En su columna en Scientific American, el experto en tecnología David Pogue es contundente al respecto: tu correo electrónico jamás será 100% seguro. Sin embargo, Pogue ofrece algunas alternativas —aunque ninguna es completamente satisfactoria— para que tus comunicaciones sean lo más seguras posible y te libres de la preocupación de que un intruso pueda leer tu información privada:

  • Gmail. Si usas Gmail, todas tus comunicaciones estarán encriptadas en cuantos salen de tu bandeja de salida; sin embargo, éstas no permanecen encriptadas, a menos que la persona que las recibe las lea en un explorador de Google o en la App de Gmail. Además, Google ha admitido que lee todos tus correos para efectos publicitarios —es decir, para saber qué anuncios enviarte cuando haces búsquedas—, aunque lo hace utilizando su software y no seres humanos, lo cual puedes creer… o no.
  • Outlook. Algunos programas, como la versión pagada de Outlook, ofrecen opciones de encriptamiento. No obstante, la programación de esta característica es realmente complicada, requiere de ciertos conocimientos de informática y exige que tú y tus destinatarios intercambien algo llamado "firma digital".
  • Servicios de e-mail seguros. Existen proveedores de servicio de correo seguro como Tutanota, Ghostmail y Protonmail, los cuales automáticamente encriptan todos los correos que envías. El inconveniente es que, para garantizar la encriptación, el destinatario también debe estar suscrito a dichos servicios —existe la opción de cuentas gratuitas, pero limitan el tamaño de tus correo y de los archivos adjuntos—, así que funcionan bien con dos o tres personas, pero difícilmente podrás convencer a todo el mundo de inscribirse a ellos.
  • Programas de chat. Otra alternativa para aquellos que desean enviar comunicaciones seguras consiste en, simplemente, no usar correo electrónico; en su lugar, se puede acceder a programas de chat como CryptoCat, ChatSecure o PQChat, los cuales encriptan tus mensajes en ambos extremos —el que envía y el que recibe— y a todo lo largo de la trasmisión. Pero, de nuevo, esta comunicación será eficaz sólo si tus destinatarios también tienen instalados los mismos programas.

FM