La Mariposa Monarca vive hasta 8 meses

Al encontrar los algodoncillos, las Monarca depositan sus huevecillos en el envés de las hojas más tiernas.
Al nacer, la mariposa libera primero patas y antenas para colgarse con las alas hacia abajo… espera a que se extiendan y sequen para poder emprender el vuelo.
Al nacer, la mariposa libera primero patas y antenas para colgarse con las alas hacia abajo… espera a que se extiendan y sequen para poder emprender el vuelo. (Nelly Salas)

Ciudad de México

La Mariposa Monarca (Danaus plexippus) tiene un ciclo de vida que pasa por cuatro transformaciones, igual que sus parientes más cercanos del orden de los lepidópteros, es decir, otras mariposas y palomillas que tienen escamas en las alas; pero es la única capaz de realizar una migración tan extensa y sorprendente.

La vida de la mariposa Monarca es extraordinaria desde el momento en que las hembras depositan sus huevecillos. De acuerdo con el Programa de Manejo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, las hembras adultas vuelan muy cerca del suelo para examinar detenidamente la vegetación en busca de plantas asclepias, conocidas como algodoncillo, que son el único alimento de su progenie en etapa de oruga.

Al encontrar los algodoncillos, las Monarca depositan sus huevecillos en el envés de las hojas más tiernas. Ovopositan alrededor de 400 huevos, pero se aseguran de poner uno por planta para evitar que al emerger como orugas compitan por el alimento entre ellas.

Los huevecillos son más pequeños que una cabeza de alfiler, tienen la forma de un balón de fútbol americano de aproximadamente dos milímetros de largo y pesan 0.46 miligramos...

¿Quieres saber más? No te pierdas la edición impresa de MILENIO

REPL