¿Qué revela el lenguaje corporal de Donald Trump?

En entrevista con MILENIO, una experta analizó el lenguaje no verbal de Donald Trump durante su investidura como presidente de los Estados Unidos.
El lenguaje corporal de Donald Trump revela su personalidad, según una experta.
El lenguaje corporal de Donald Trump revela su personalidad, según una experta. (AP)

Ciudad de México

En el campo de la psicología, el estudio del lenguaje corporal de una persona puede convertirse en una herramienta muy útil al revelar aspectos emocionales del sujeto que éste puede empeñarse en ocultar o disimular, pero que a la luz de un análisis psicológico resultan evidentes. En entrevista exclusiva con MILENIO, la psicoanalista Guadalupe Gutiérrez Arias, psicóloga criminal y experta en interpretación del lenguaje no verbal, realizó un análsis de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS: Científicos analizan el rostro de Trump y esto concluyeron.

"Hubo dos momentos muy marcados durante la toma de protesta. El primero es cuando se dirigía hacia la ceremonia: se le veía claramente nervioso, su cadencia y modo de caminar imitaba a una persona reflexiva, pero esta actitud no era real. Se trataba de una impostura o una pantomima. Su andar era lento, su cabeza miraba ligeramente hacia abajo, lo cual podría interpretarse como introspección o preocupación, pero más bien era un intento por ocultar su arrogancia. En cambio, al salir ya investido, su caminar con los hombros echados hacia atrás denotaba autosuficiencia", señaló Gutiérrez como una primera impresión acerca de la ceremonia del día de hoy.

Entrando en un análisis más profundo, abundó: "La boca ligeramente fruncida indicaba desaprobación y rechazo por lo que estaba haciendo y viviendo; Trump alzaba la cara con frecuencia, y cuando levantas la mirada por encima de la línea de horizonte, lo que se indica es petulancia, arrogancia y prepotencia, y él lo hace constantemente. Es un signo de que trata de demostrar su poderío".

Acerca de la expresión en la mirada del mandatario, Guadalupe Gutiérrez señaló que los ojos entrecerrados que distinguen a Trump representan "una negativa a ver más allá; hay una dificultad y una negativa a observar lo que se tiene enfrente, y hay también desconfianza hacia todo lo que lo rodea".

TE RECOMENDAMOS: Roger Waters publica video con dedicatoria a Trump.

Por otro lado, la especialista en lenguaje no verbal enfatizó el constante movimiento de las manos y su significado: "Las manos representan nuestro hacer y nuestra parte social. Trump mostraba alternadamente las manos y nunca mostraba ambas juntas; si bien mantenía abierta la mano izquierda, el no mostrar las manos equivale a estar ocultando algo. Por otro lado, la mano derecha constatemente hacía gestos autoritarios como unir los dedos pulgar e índice para enfatizar sus frases, o bien levantando el índice 'como cuando tu papá te regaña o te da una orden', un gesto que representa autoridad e imposición. En resumen, Trump muestra una mano en señal de buena voluntad y de que no tiene nada que ocultar, pero la otra mano expresa que desea imponer su punto de vista".

Sobre su relación con su esposa Melania, Gutiérrez Arias señaló que —a diferencia del matrimonio Obama, que a menudo se da muestras físicas y corporales de cariño mutuo y tiene un acercamiento afectivo, aunque durante la ceremonia lucieron físicamente tristes y preocupados—, el lenguaje de la pareja indica que la relación "carece de cercanía, coordinación y comunicación; pareciera que Trump tiene a su pareja para lucirla, no por su capacidad, y eso se nota: aunque la trata bien, su lenguaje corporal revela que en realidad no está con ella".

Finalmente, sobre el tipo de liderazgo que se puede esperar de parte de Trump, a partir de lo que se observó en la ceremonia del día de hoy, Guadalupe Gutiérrez concluyó: "Entre las palabras del discurso, lo que se lee entre líneas y el aspecto no verbal, podemos esperar a alguien impositivo, autoritario, intolerante, impulsivo, que no le gusta la crítica; su actitud es como la de un niño berrinchudo que, cuando las cosas no se hacen como él lo desea, se va a enojar y va a intentar voltear la situación para victimizarse".


FM