Hackers usaron webcams para el ciberataque del viernes

La empresa china Hangzhou Xiongmai pidió a sus usuarios devolver los productos luego de que una falla en su sistema de seguridad le permitiera a los hackers derrumbar internet el viernes pasado. 
Las cámaras de Hangzhou Xiongmai tenían una falla en su sistema de seguridad que le permitió a los hackers tomar el control de éstas.
Las cámaras de Hangzhou Xiongmai tenían una falla en su sistema de seguridad que le permitió a los hackers tomar el control de éstas. (Shutterstock)

Ciudad de México

Ya hay un responsable de la caída de internet el pasado viernes: Hangzhou Xiongmai, una compañía china fabricante de webcams y reproductores de DVD.

TE RECOMENDAMOS: Cómo los hackers derrumbaron el internet

En un comunicado, representantes de la empresa reconocieron que sus productos habían sido infectados con el malware Mirai, el responsable del ataque del viernes pasado, para después ser utilizados por los hackers para atacar los servidores DNS de Dyn que terminaron por derrumbar importantes sitios como Twitter, Amazon, Spotify y Netflix.

El problema se debió, argumentan, a que los usuarios de las cámaras web no cambiaron las contraseñas preestablecidas.

Para evitar otro ataque similar, la empresa pedirá a los usuarios devolver los primeros productos que estuvieron disponibles en Estados Unidos mientras que para aquellos hechos antes de abril de 2015, se liberará un parche que arregla la falla de seguridad.

“Los problemas de seguridad son un problema al que se enfrenta toda la humanidad. Dado que gigantes de la industria los han experimentado, Xiongmai no tiene miedo de experimentarlos alguna vez también”, se lee en el comunicado.

TE RECOMENDAMOS: Twitter, Spotify y otros sitios sufrieron ciberataque

De acuerdo con la firma de seguridad Level3 Communications, el viernes pasado se registró más de medio millón de dispositivos del internet hackeados. Por su parte Dyn, proveedor de servidores, aseguró que hubo al menos 10 millones de direcciones de IP relacionadas con el ataque.

El llamado de Hangzhou Xiongmai para regresar los dispositivos o cambiar las contraseñas no previene que un ataque DDoS, como el que sucedió el viernes, pueda pasar de nuevo. Días antes del hackeo, se publicó en la red el código del malware Mirai y desde entonces expertos en seguridad han rastreado diferentes intentos de recrearlo.


mrf