Arquitectura hecha a mano

Para Félix Blanco la buena arquitectura expresa la belleza de lo artesanal. El arquitecto nos explica este concepto, así como factores de su quehacer arquitectónico.
Félix Blanco diseñó la casa Akuninamo en Tulúm, donde toda la energía se genera gracias al viento y no se emite ningún tipo de desechos.
Félix Blanco diseñó la casa Akuninamo en Tulúm, donde toda la energía se genera gracias al viento y no se emite ningún tipo de desechos. (Cortesía Félix Blanco Diseño-Arquitectura)

¿Por qué afirmas que la arquitectura es una artesanía?

En México las obras residenciales, que son nuestra especialidad, están totalmente hechas a mano, nada es en serie. Esto significa que dependes en un 100% de la mano de obra del artesano, albañil o carpintero que realiza el trabajo. Nuestra meta es que cada obra sea única, hacer “arquitectura de autor”. La exclusividad es lo que ofrecemos a todos los clientes, nada se repite, todo se crea buscando la satisfacción total.


¿Estás en contra de la intervención de la tecnología en la arquitectura?

Estamos totalmente de acuerdo con el uso de la tecnología en nuestros proyectos a fin de lograr más comodidad y bienestar a los usuarios de los mismos. Lo que buscamos es que la tecnología pase desapercibida en las obras, que solamente se disfrute. Es tan rápida su evolución que pronto se vuelve obsoleta, aunque siga funcionando perfectamente bien. Es tecnología, no arte para lucir.


En tu opinión, ¿cuál es la relación que existe entre una obra y su concepto?

El contexto es el que nos indica cómo tiene que ser la obra, no creemos que la buena arquitectura sea la repetición de un estilo a pesar del contexto, eso sería agredirlo. Tenemos que abrir todos nuestros sentidos para encontrar qué es lo que está pidiendo cada lugar, buscar acompañarlo, no imponernos. Todo esto cumpliendo con las necesidades del cliente. En todas las relaciones de la vida, el mejor resultado se logra integrándose armónicamente.


¿Hasta qué punto está involucrada la sustentabilidad en tus proyectos?

El mejor ejemplo de la importancia que actualmente le estamos dando a la sustentabilidad es una casa que está situada dentro de la reserva de la biósfera de Sian Kaan, en Tulum. Es 100% sustentable, cuenta con todas las comodidades sin necesidad de ningún tipo de conexión. Todo está calculado para que la naturaleza sea la que provea la energía suficiente para operar, sin contaminar ni emitir ningún tipo de desechos. Los únicos desperdicios que se generan son de los productos que consumen los habitantes.

Desde su construcción se cuidó el medio ambiente evitando utilizar cualquier tipo de material contaminante. A través de este proyecto nuestros clientes pueden percatarse de la fiabilidad de la arquitectura sustentable. Esperamos, poco a poco, lograr que todas nuestras obras, además de ser únicas, sean autosustentables.


¿Cómo te involucraste en la disciplina del interiorismo?

Después de tantos años de hacer prácticamente todas las obras, incluyendo el interiorismo, nos percatamos que no se puede trabajar el proyecto arquitectónico independientemente del proyecto de interiores. Desde la conceptualización de la obra ya se considera el interiorismo como algo intrínseco, no como una solución posterior a la arquitectura. Al tiempo que se está elaborando el proyecto eléctrico se va diseñando gran parte del concepto de interiores.


TE RECOMENDAMOS: Las casas inteligentes ya están aquí


Hay arquitectos que prefieren que en sus proyectos la arquitectura hable por sí misma, que sea la única protagonista y optan por un interiorismo que va más allá del minimalismo, ¿qué piensas de esto?

Lo respeto, pero es como querer hacer vivir a la gente dentro de una escultura. Nosotros siempre nos preocupamos por la experiencia que va a tener el habitante dentro de su entorno, no de generar un espacio en el que el arquitecto luzca su creatividad a pesar del cliente. Lo mas importante es el ser humano y sus sensaciones, nuestra obligación es lograr el bienestar. Tu espacio se va a volver tu hogar.


¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

El trabajo de arquitectura es apasionante, desde la entrevista con el cliente hasta la entrega final del proyecto. Es increíble ver cómo lo que algún día fue una idea en papel, se convierte en una realidad. Tengo que reconocer que en todo el proceso hay actividades que me atraen más que otras, la más apasionante es el diseño del proyecto y la menos agradable es la administración del mismo. A través de la experiencia aprendes que todas son muy importantes y que no se logra la excelencia sin que todas las fases del proceso se lleven a cabo impecablemente.