Las casas inteligentes ya están aquí

Seguridad, ahorro de tiempo y energía son algunos de los beneficios de la tecnología de punta que convierte nuestro hogar en una casa inteligente.
La domótica permite conectar los aparatos o las cerraduras a los celulares para hacerlos funcionar desde cualquier sitio, así como supervisar el gasto de energía en una vivienda.
La domótica permite conectar los aparatos o las cerraduras a los celulares para hacerlos funcionar desde cualquier sitio, así como supervisar el gasto de energía en una vivienda. (Fotos: Archivo Chic Haus)

"Domótica" ya no es un concepto futurista sino es toda una tendencia en edificios y viviendas. Se trata de la automatización de servicios como energía, seguridad, entretenimiento y comunicación en un lugar cerrado.

Literalmente tener todo bajo control y no sólo por manejarlo con un único dispositivo, sino porque es posible supervisar incluso el gasto de energía o detectar una fuga de gas.

Marcas como Samsung y LG cuentan con propuestas para conectar, por ejemplo, los electrodomésticos directamente a los celulares y desde la oficina hacerlos funcionar con la consecuencia directa de comodidad y ahorro de tiempo.

Más aún, LG ofrece un clóset inteligente que aromatiza y plancha, y un aire acondicionado provisto de un sensor que ubica a las personas dentro de una habitación para redirigir el aire.

La seguridad también es un punto que enfoca la tecnología con especial atención, así es posible accionar una cerradura desde un teléfono o checar las condiciones de un bebé desde la oficina.


México ya cuenta con empresas que ofrecen las instalaciones para convertir tu hogar en una casa inteligente, tales como Bticino e Intec. Los rangos de precios varían de acuerdo a qué tantos espacios se desean automatizar.

Es decir, se puede empezar por un espacio o rubro. Por ejemplo, en seguridad, cuentan con todo tipo de cámaras, sensores de movimiento o control de alarmas; para la iluminación, proponen dispositivos para que la luz se encienda apenas se sienta la presencia de una persona, controles touch para crear el ambiente y toda clase de comandos, digitales, con memoria y más.

Para la sala, te ayudan para que con un solo botón crees todo un ambiente: si quieres ver una película se apagan las luces, se cierran las persianas, se encienden la televisión, el blu-ray y hasta la chimenea.


Incluso el baño puede ser equipado para que cuando llegues a casa ya esté lista la tina con agua caliente. Y por la noche, ya en la recámara, no es necesario volverse a levantar para checar si están apagadas las luces de la casa o si las alarmas contra incendio, fuga de gas o agua ya están encendidas. Incluso en el jardín, el cuidado de las plantas puede ser automatizado con un sistema de riego y temperatura.

La tecnología continúa entrando a nuestros hogares, ya sea en productos individuales o como sistemas para, sin duda, hacernos la vida más cómoda y fácil.