PETA se opone al uso de pieles… hasta en los juguetes

La organización PETA ha pedido a los fabricantes de Warhammer que sus vikingos del año 40,000 dejen de usar pieles animales en su vestimenta.
Logan Grimnar, uno de los personajes del universo Warhammer.
Logan Grimnar, uno de los personajes del universo Warhammer. (Games Workshop)

Ciudad de México

La organización PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) pide a la fábrica británica de juguetes Games Workshop que sus muñecos de acción de la serie Warhammer dejen de usar pieles de animales en su vestimenta, pues esto —argumentan los de PETA— "manda el mensaje de que usar las pieles de un animal muerto es correcto".

TE RECOMENDAMOS: Facebook se disculpa por censurar fotos del Holocausto.

En días pasados, la asociación PETA se puso en contacto con Kevin Rountree, director general de Games Workshop, para pedirle que elimine todas las vestimentas "hechas de piel" que usan los personajes de la exitosa serie de juguetes Warhammer, un universo fantástico que tiene lugar en el año 40,000.

Las razones que argumentan es que, aunque si bien reconocen que se trata de personajes ficticios, el que éstos vistan lo que aparenta ser la piel de un animal muerto "manda el mensaje de que usar pieles está bien, cuando en realidad está tan completamente fuera de lugar en 2017 como lo estaría en el año 40,000".

Las pieles en cuestión, cabe aclarar, no son pieles reales ni de imitación, sino que están hechas de plástico —tal y como puede apreciarse en la foto que ilustra esta nota.

En la página de PETA UK, la división de la organización en el Reino Unido, muchos usuarios se han quejado de esta solicitud. Algunos comentan que si usar pieles está mal, también debería estarlo el usar espadas y blandirlas para matar gente, como sucede en el universo ficticio Warhammer; "¿en qué punto trazan la línea que divide lo que es sólo fantasía?", comentó un seguidor de PETA.

Hasta el momento se desconoce la reacción del directivo de Games Workshop, y si considerará el que sus vikingos futuristas usen un vestuario aprobado por PETA.


FM