Llegó la Independencia al papel

Por primera vez, La Opinión escribió sobre la gesta heroica, donde en exclusiva Erasmo Hernández publicó "Canto de Gloria", donde llamaba anciano al cura Hidalgo.
EU anunciaba sus negras intenciones, de mandar al frente de batalla a unos 14 millones de soldados.
EU anunciaba sus negras intenciones, de mandar al frente de batalla a unos 14 millones de soldados. (Cecilia Rojas Orozco)

Torreón, Coahuila

Fecha histórica y muy memorable. Fue la primera ocasión que La Opinión publicó sobre la gesta heroica de la Independencia de México, con el lucimiento, bombo y platillo que naturalmente la ocasión ameritaba.

Como aquí casi no nos gusta ni la conga ni la vironga, pues las ciudades laguneras ya tenían casi todo listo para la pachanga, del CVIII aniversario del comienzo de la patria mexicana.

Por cierto, que la colonia italiana en La Laguna, también anunciaba que preparaban ya sus propias fiestas patrias para el día 22.

Nuestro diario dio cuenta de cómo se iba a poner la cosa en Torreón, Gómez Palacio, Lerdo, Matamoros y San Pedro. Madero aún no era declarado municipio, pero igual en todos lados hubo fiesta.

Erasmo Hernández publicó en exclusiva y por primera ocasión para nuestro diario, "Canto de Gloria", donde llamaba anciano al cura Hidalgo, que ciertamente ya no estaba muy pollito en 1810.

Aún con todo y parranda, en San Pedro seguían las quejas amargas contra el ayuntamiento, que se la pasaba realizando turbios negocios, que nada más le convenían al presidente municipal y contlapaches que lo acompañaban.

Mientras, la guerra en Europa seguía. Eran alabados los ejércitos sin patria, entre ellos los checos, que no estaban en una situación nacional muy clara del todo y que aún así, combatían contra los que fueran sus patrones, los austriacos.

EU anunciaba sus negras intenciones, de mandar al frente de batalla a unos 14 millones de soldados.

En Inglaterra, refugiados franceses morían de hambre, en una clara situación de emergencia que debía ser atendida.

TE RECOMENDAMOS: Indignación mundial por la desfachatez del Káiser

Otros que la pasaban muy mal, eran los profesores de Gómez Palacio, a quienes el ayuntamiento les debía sus salarios.

Así se la pasaron por decenas los pobres docentes. Sus conquistas laborales son nuevas y a punto de ser retiradas.

De lujo la división de propaganda bolchevique. Iban a poner de encargado nada más y nada menos que al gran Máximo Gorki, a quien por cierto en noticias previas, ya habían dado por muerto, pero no, todavía no.

JFR