Indignación mundial por la desfachatez del Káiser

La prensa mundial publicó una supuesta carta que Guillermo II había mandado a una mujer alemana, que había perdido a 9 hijos en los campos de batalla, donde se decía muy complacido por el sacrificio.
Quién sabe la carta sea verdad, pero sí era factible del todo y además, era una majestuosa mentada.
Quién sabe la carta sea verdad, pero sí era factible del todo y además, era una majestuosa mentada. (Cecilia Rojas Orozco)

Torreón, Coahuila

Circulaba por la prensa mundial, el texto de una presunta carta que según esto, el Káiser Guillermo II había mandado a una mujer alemana, que había perdido a 9 hijos en los campos de batalla.

Ella era Frau Méter y se dijo que había tenido que recurrir a la mendicidad para poder sobrevivir, tras quedarse en soledad.

Para entonces se anunció que la carretera que unía a Gómez y Lerdo ya estaba terminada. Era una gran necesidad por que los caminos eran el puro monte.

La carta, palabras más palabras menos, decía que su Majestad sabía del sacrificio y estaba muy complacido por semejante barbaridad. Además le mandó enmarcado el retrato de su Majestad y su majestuosa firma.

Quién sabe si esto sea verdad, pero sí era factible del todo y además, era una majestuosa mentada.

La carta se comparaba con la que Abraham Lincoln escribió a la señora Buxbury, que perdió 5 hijos en la guerra civil gringa. Un mundo de diferencia.

Todavía tuvo el descaro de decir que solo Dios sería quien lo juzgara, si era responsable de esa guerra. Aunque ciertamente que había muchos a los cuales adjudicarles aquello.

Gómez Palacio anunciaba que iban a darle una manita de gato, o garrota de león, al mercado Baca Ortiz, que se había incendiado hacía tres años y al que le urgía ese arreglito, porque seguía funcionando.

Llegaban noticias de que en San Luis Potosí andaba la razzia de prostitutas muy brava. Lo peor fue que unos polis al parecer medio tontos, levantaron pero a un grupo de puras señoritas decentes que tuvieron que ser rescatadas de la cárcel.

Aunque el reborujo político estaba bueno, se hablaba bien del Partido Socialista y de que los tiempos de la esclavitud del campesino no iban a volver. Trágicamente, esto no ha sido tal cual se deseaba.

TE RECOMENDAMOS: Alerta: ¡casi se acaba el carbón!

También en Rusia ese sistema medieval estuvo vigente hasta un año antes, con la Revolución.

Los bolcheviques ciertamente, tenían el control de la gesta, pero los campesinos se negaban a aceptar ese destino de miseria. Aún faltaba la libertad de países africanos y asiáticos.

Para entonces se anunció que la carretera que unía a Gómez y Lerdo ya estaba terminada. Era una gran necesidad por que los caminos eran el puro monte. En Torreón se resaltaba que hacía falta una biblioteca, aunque eso sí, había cantinas de a montón.

JFR