Así se ven las Bratz sin maquillaje

Un artista de Tasmania le quitó su inapropiada sensualidad a las populares muñecas y las hizo lucir como las niñas a las que están dirigidas
El antes y el después de una muñeca rubia
El antes y el después de una muñeca rubia (Tree Change Dolls)

Uno de los temas más debatidos últimamente, es la de los estereotipos de género impuestos sobre niñas pequeñas por medio de sus juguetes. El año pasado, Charlotte Benjamin de 7 años le envió una carta a Lego pidiéndole más figuras de niñas que tuvieran aventuras y trabajos interesantes, la marca Goldieblox para enseñarle a niñas sobre ingeniería fue un éxito y la Barbie con medidas “normales” acaparó los titulares de todo el mundo.

Sin embargo, hasta ahora, uno de los juguetes más populares para niñas no ha sido objeto de tal controversia: las muñecas Bratz. El presidente de la asociación inglesa National Society for the Prevention of Cruelty to Children, Tom Narducci, acusó a la fabricante de las muñecas de sexualizar a niñas desde los cinco años. “El uso de imaginario sexual es más penetrante que nunca antes y eso le da una perspectiva muy perturbadora a las niñas y mujeres jóvenes. Para las niñas todo se trata de ser más atractivas para un hombre, para los niños, todo se trata de ver a las niñas como objetos sexuales, porque así se les está entrenando a pensar.” Si bien más de un padre de familia coincide con él, la polémica está tradicionalmente atada a Barbie y no tanto a estas muñecas.


Al menos hasta ahora. Como pasó con la Barbie con estrías, granos y medidas de una chica de 19 años promedio, un artista de Tasmania está quitándole a las Bratz su inapropiada sensualidad.En su Tumblr publica fotografías de su trabajo, en el que les da un aspecto más apropiado y parecido al de una niña pequeña. 

En el blog Treechange Dolls, su creador explica: “Estas muñecas fueron rescatadas y rehabilitadas de tiendas de todo Tasmania. Ellas optaron por “el cambio del árbol”, intercambiando su complejo y glamoroso estilo por uno con los pies en la tierra. Pinto a mano los rostros de las muñecas, moldeo nuevos zapatos y mi mamá cose y teje su ropa.”   


Próximamente las Treechange Dolls estarán a la venta en una tienda de Etsy.