Pan, entre las fuentes de nutrimentos esenciales

Al ser elaborado con trigo está en el grupo de cereales, los cuales  aportan nutrimentos necesarios, como los carbohidratos complejos que requiere el cuerpo para tener energía por más tiempo.
La versatilidad del pan de caja permite que en un sándwich se combinen los tres grupos de alimentos.
La versatilidad del pan de caja permite que en un sándwich se combinen los tres grupos de alimentos.

Ciudad de México

El pan, por ser un producto derivado del trigo, es una fuente rica en varios nutrimentos esenciales que nos ayudan a tener energía durante el día, a que el sistema nervioso y el cerebro funcionen correctamente e, incluso, a tener vitaminas y minerales que ayudan a los huesos y los músculos, así como a metabolizar los carbohidratos.

“El principal nutrimento que tiene el pan, aunque tiene muchos más, son los carbohidratos, los cuales nos aportan energía y vienen del almidón”, explicó en entrevista la nutrióloga certificada Alina García Jiménez, egresada de la Universidad Iberoamericana y con maestría en Administración en Sistemas de Salud por parte de la UNAM.

Carbohidratos complejos

La diferencia entre carbohidratos complejos y simples, explicó la experta, es que “el almidón que tiene el pan es una molécula de carbohidrato mucho más grande que a la hora de absorberse en el intestino tarda más en llegar la energía al cuerpo y, si tiene fibra, todavía tarda más. Eso permite que brinde energía de una manera constante y dure más tiempo”.

TE RECOMENDAMOS: Productos sin gluten, sólo para quienes tienen un padecimiento

En contraparte, “la simple (que está en el azúcar de mesa, los dulces o la fruta) es una molécula muy sencilla que se absorbe fácil en el intestino, llega rápido a la sangre y nos da energía inmediata, pero que no es duradera”, abundó García Jiménez.

La nutrióloga destacó que “hay un mito muy grande de que no debemos consumir muchos carbohidratos porque hacen que la gente suba de peso, pero eso está malinterpretado por corrientes que no cuentan con sustento científico”.

De acuerdo con la especialista, “la verdad es que todos necesitamos ese tipo de nutrimentos, porque son la principal fuente de energía para el cerebro y si no se consumen ese órgano no funciona correctamente”.

De hecho, García Jiménez advirtió que no es bueno dejar de consumir carbohidratos, ya que con un déficit de ellos las personas pueden tener problemas de concentración. No obstante,  como con todos los alimentos, debemos cuidar las cantidades.

Ni milagroso ni malo

La nutrióloga dijo que el pan también es fuente de otros nutrimentos como vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, pero subrayó la importancia de combinar los tres grupos de alimentos en la dieta diaria. “No existen alimentos milagrosos ni malos, todo debemos consumirlo en equilibrio”.

En una dieta correcta, dijo, debemos de consumir los tres grupos de alimentos que son el de cereales, el de verduras y futas, y el de alimentos de origen animal y leguminosas que aporta principalmente proteínas, lo que se conoce como “El Plato del Bien Comer”.


También es importante, agregó,  consumir otros cereales y dar variedad en la dieta, porque las vitaminas que te da el pan no son las mismas que dan la tortilla o el arroz. “Una dieta correcta debe de ser variada y no solo para contar con todos los nutrimentos, también para no aburrirnos”.

“La idea es guiarnos con el plato del bien comer, combinar el pan con un alimento de origen animal y con alguna verdura haciendo un sándwich. Es muy versátil porque ahí ya tenemos los tres grupos, ese puede ser un platillo muy completo”, aseguró.

El grano del trigo con el que se hace el pan aporta vitaminas y minerales muy específicos y también cuenta con proteínas, “que en promedio tiene un 15 por ciento, no tantas como las leguminosas, pero sí las contiene”.

La nutrióloga opinó que “la naturaleza es  muy sabia, porque el pan tiene las vitaminas que nos ayudan a convertir la energía en nuestro cuerpo, las del complejo B, lo que hace mancuerna con los carbohidratos. Principalmente nos ayuda a que el sistema nervioso esté saludable y trabaja en obtener energía para las células”.

Asimismo, el pan contiene ácido fólico, que sirve para procesar la energía, además de que es muy importante consumirlo antes y durante el embarazo, “porque ayuda a prevenir malformaciones del sistema nervioso central en los bebés”, agregó.

En cuanto a los minerales, “tiene fósforo magnesio y calcio que ayudan en la formación del hueso, por eso también es muy bueno para los niños”.

Adicionalmente, aporta un poco de potasio, “un mineral que trabaja en los músculos y ayuda a que se puedan mover adecuadamente”, concluyó.

CLAVES

¿Qué contiene?

Porcentajes de valores nutrimentales de referencia en una rebanada de pan integral, según la norma NOM-051-SCFI/SSA1-2010


Vitamina B1 10%

Vitamina B2             8%

Niacina          8%

Fósforo          8%

Zinc               8%

Calcio                        8%

Magnesio      6%

Ácido fólico  6%

Hierro             6%

Yodo             4%

Vitamina B6             4%

REPL