¿Sabes de los beneficios de la fibra?

Amira Montalvo, especialista en nutrición clínica, destacó que la fibra se encuentra únicamente en alimentos de origen vegetal. Previene enfermedades como diabetes tipo 2 hasta cáncer colorrectal.
La fibra se encuentra en los granos de cereales como el maíz, el trigo, el arroz o la avena.
La fibra se encuentra en los granos de cereales como el maíz, el trigo, el arroz o la avena. (Cortesía)

Ciudad de México

Amira Montalvo, especialista en nutrición clínica, explicó que, a pesar de que la fibra no es un nutrimento como el hierro o las vitaminas, cumple una misión importante en el buen funcionamiento del tracto digestivo, además de que ayuda a prevenir diversas enfermedades que van desde la diabetes tipo 2 hasta el cáncer colorrectal.

Antes de destacar sus benefi­cios vale la pena comentar que la fibra se encuentra únicamente en alimentos de origen vegetal, es decir, en los granos de cereales como el maíz, el trigo, el arroz o la avena; las leguminosas como frijol, haba, lenteja o chícharos; semillas como la almendra, el cacahuate y la nuez, y obviamente en las frutas y verduras”, recalcó.

TE RECOMENDAMOS: La fibra reduce el riesgo de varias enfermedades

La fibra so­luble, “absorbe agua y forma algo parecido a un gel. Nos da energía, se desintegra y parte de ella se absorbe, mientras que la insoluble prácticamente no se digiere y se elimina”.

La fibra insoluble en el intestino delgado hace un ligero efecto laxante, lo que ayuda a que el bolo alimenticio vaya caminando. En el intestino grueso facilita la evacuación e incrementa el volumen de la materia fecal.

“Eso es muy importante, porque cuando la materia fecal es poca o seca se puede estancar en el intestino grueso provocando estreñimiento; lo que la fibra hace es evitar que las heces es­tén en contacto con la mucosa intestinal por mucho tiempo, ya que cuando esto sucede pueden producirse sustancias carcino­génicas, lo que es un factor de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal”, detalló Montalvo.

En el caso de la soluble, el primer beneficio es que forma un gel en el estómago, ocupando un espacio que permite generar saciedad.

 “También hace algo que se llama reducir el vacia­miento gástrico, eso significa que el paso del alimento hacia el intestino será poco a poco, lo que favorece la mejor absorción de nutrimentos, además de que causa saciedad y ayuda mu­cho cuando una persona busca mantener un peso saludable”.

El gel de la fibra soluble, abundó Montalvo, también tiene efectos en las paredes del estómago como proteger de una úlcera o de la gastritis.

Con información de Gabriel Bolio

REPL