A través del rock llevan monstruos mensaje de paz

Los Rock and Monsters han visitado alrededor de 200 escuelas realizando conciertos con una banda integrada por un hombre lobo, un zombi y un dinosaurio; el objetivo: acabar con el bullying
Rock and Monster
Rock and Monster (Especial)

Monterrey

Existe un antes y un después del 18 de enero en el Colegio Americano del Noreste: antes, los titulares en la prensa presagiaban una tragedia cuando hablaban de suicidios infantiles, ahora, reportan que los casos de acoso escolar se han agravado en el estado.

TE RECOMENDAMOS: 'En la lucha libre, la sangre logra despertar emociones'

Pero este parte aguas no sucedió de la noche a la mañana, sino que fue salpicando pistas desde hace varios años. Por ejemplo: la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León mencionó en un comunicado de marzo de 2016 que un 40 por ciento de menores en México ha sufrido bullying a diversa escala, mientras que en el estado, uno de cada 10 niños y adolescentes ha sido maltratados físicamente en planteles educativos.

Por ese motivo el grave desenlace del joven que accionó un arma de fuego contra sus compañeros en el Colegio Americano del Noreste, o de la niña de 12 años que decidió quitarse la vida por el acoso escolar que sufría en la primaria Narciso Mendoza, son testimonios de un problema que nadie supo entender ni atender, refiere Clark Flores, mejor conocido por su nombre artístico Wolfincus III.

Clark Flores no lleva puesto el disfraz de hombre lobo que utiliza en su show Rock and Monsters aunque sí mantiene el outfit de rockero; en contraste con su apariencia ruda, el mensaje que transmite es de paz, pues busca acabar con el acoso escolar.

Hasta el momento Clark ha visitado alrededor de 200 escuelas realizando conciertos gratuitos con una banda de monstruos integrada por un hombre lobo, un zombi y un dinosaurio.

TE RECOMENDAMOS: Alertan por los cirujanos bariatras sin certificación

Su objetivo es simple: acabar con el bullying y la violencia, inculcándole a las nuevas generaciones mensajes positivos. Explicó que desde el comienzo del proyecto de Rock and Monsters han visto de cerca la gravedad del problema de violencia escolar que involucra no solo a los niños, sino a los padres de familia y a los maestros.

Narró que una vez un niño decidió seguir el consejo de su padre y enfrentarse a quien le hace bullying en la escuela, pero en su camino se atravesaron unas tijeras y ahora su acosador tiene puntadas a un costado de la boca; o el caso de pequeños que han recurrido a las drogas por el ambiente hostil que viven en sus casas.

Clark explicó que esto sucede porque los adultos -tanto maestros, como padres de familia y sociedad en general- han querido entender el problema del bullying actual como lo que ellos vivieron hace 30 años, cuando la realidad es muy distinta debido a las redes sociales.

"El bullying que nos tocó a nosotros era un con ética porque era te lo hacían antes de la escuela, en el recreo y después de la escuela. Tenía horarios y donde no te vieran. Ahora el problema es eso de que ya no es que no te vieran, ahora hay comisiones, te graban, te golpean, te suben, el video te está 24 horas los 365 días del año todo te está bombardeando.

"Entonces imagínate si el niño va con esa presión y le dice a su papá: 'papá me traen de encargo' y el papá le dice: 'defiéndete' estás empoderando a un niño que tiene rabia que tiene dolor. Antes de decirle 'defiéndete' escúchalo porque no es el mismo bullying", comentó.

Un estudio sobre el ciberacoso publicado en 2015 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía indicaba que 24.4 por ciento de los niños de 12 años o más en Nuevo León sufrió algún tipo de acoso por redes sociales.

Por este motivo, Wolfincus III declaró que para combatir el monstruo del bullying hay otros tres monstruos que están bien puestos y no se van a "rajar".