Hay más contaminación por nuevo reglamento de tránsito

A más vehículos a menor velocidad, mayor emisión de contaminantes, afirman expertos. El coordinador de la Comisión Ambiental de la Megalópolis adelanta que harán ajustes al Hoy no Circula.

México

La modificación al programa de verificación vehicular es un factor que afecta la calidad del aire en la Ciudad de México, aseguraron investigadores del Instituto de Ciencias Atmosféricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Hay una relación directa: a más vehículos a menor velocidad, mayor emisión. No hay vuelta de hoja, no hay que hacer ecuaciones difíciles para estar ciertos que esta actividad es uno de los factores que han provocado mayor contaminación”, añadió Ricardo Torres, investigador universitario.

Añadió que el nuevo Reglamento de Tránsito también tiene que ver con estos contaminantes al restringir la velocidad en ciertas partes, así como el alto total para dar vuelta a la derecha y los numerosos topes que se encuentran en la ciudad y contribuyen a aumentar los índices de polución.

Explicó que la mayoría de automóviles está diseñada para su mejor función de motor en velocidades mayores de 60 a 80 kilómetros por hora. “El alto total a la derecha es ineficiente porque los autos hacen paro total y aceleran al continuar, lo mismo pasa con los topes”.

Es necesario que la Comisión Ambiental de la Megalópolis retome el Hoy no Circula, recomendó, porque de 36 por ciento del parque vehicular en la Ciudad de México que lo debía cumplir, en este año únicamente 5 por ciento lo acata.

El investigador planteó que los análisis del Centro de Ciencias detectaron que el programa perdió efectividad, incluso en sábados, cuando la contaminación ha repuntado.

Al respecto, Martín Gutiérrez Lacayo, coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, adelantó en entrevista con  José Cárdenas en Radio Fórmula que realizarán nuevos ajustes al programa Hoy no Circula.

“Tenemos que hacerlo, no hay de otra, a pesar de que seguramente no le va a gustar a parte de la población”, advirtió sin dar detalles.

FACTORES DEL AUMENTO

Los especialistas alertaron que los camiones de carga y el transporte público son los que contaminan mayormente en la capital por el uso de diésel, “es una cuestión que se ha desatendido significativamente en la Ciudad de México y en el país”.

Otro factor que incrementa la polución es la ubicación geográfica la Ciudad de México, su altitud es complicada, informaron.

Además de que alrededor se encuentran cinco estados, “Morelos, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo y México, y todos contribuyen a que tengamos una calidad de aire muy mala en el centro del país”, dijo el investigador Javier Miranda.

Un factor más son las condiciones meteorológicas desfavorables para la dispersión de contaminantes y la disminución de concentración de ozono, han contribuido a incrementar el número de precontingencias ambientales.

Miranda anunció que serán al menos  seis precontingencias este año, igual que el anterior, “o un poco más, nos faltan el tiempo de sequías, ambiente caliente,  no hay nubes, radiación solar, durante abril y mayo, al entrar el verano, y luego otra vez invierno”.

REGISTROS

En 2015 se registró el mayor número de precontingencias ambientales, luego de que se permitió que la verificación vehicular entregara hologramas para circular diariamente a cualquier automóvil sin importar el modelo, lo que derivó en que se generaran mayores precursores de contaminantes y que el número de unidades que no descansan se duplicó.

De acuerdo con cifras de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México en 2013 fueron seis precontingencias; en 2014, tres; el año pasado, siete, y en 2016 suman dos.

Gutiérrez Lacayo dijo en entrevista con MILENIO que desde el segundo semestre de 2015, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación permitió la entrega de hologramas de verificación sin importar el modelo del vehículo, se incrementó la emisión de contaminantes.

“Todos no hemos vuelto muy egoístas en el tema del uso del automóvil, lo vemos como una necesidad, pero sobre todo nada más pensando en nosotros, en cómo nos podemos trasladar; llamaría a una reflexión, pensar en el tiempo que nos lleva movernos en la ciudad. Todos estamos viendo que se ha incrementado el tráfico vehicular, eso no lo podemos negar, y eso implica tomar medidas que signifiquen un sacrificio de nuestro confort, pensar en favor de la colectividad; lo que se busca no es controlar el tránsito, sino mejorar la salud de la población”, indicó Gutiérrez Lacayo.

“Estar expuestos en una situación como la que hemos tenido a altas concentraciones de contaminantes, sobre todo las que hemos tenido como el ozono, que puede ir dañando las células del sistema respiratorio”, señaló el funcionario.

En la zona metropolitana hay 3.5 millones de vehículos con holograma de verificación cero, los cuales pertenecen a los estados de México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos y la Ciudad de México.

Tan solo de la capital del país actualmente hay en las calles un millón 427 mil vehículos con holograma cero, que les permite circular diariamente, cuando en el primer semestre de 2015, antes de la medida de la SCJN, había 810 mil 868 unidades que descansaban un vez por semana, de acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México.

Aseguró que 75 por ciento de los automóviles que en la zona metropolitana tenían holograma Uno, después de esa medida, lograron obtener la calcomanía cero, lo que les permitió circular diario y con ello se incrementaron las emisiones de gases contaminantes.

Por ello ya analizan nuevas medidas para conseguir que las emisiones bajen, respetando la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, e hizo un llamado a que la población tome conciencia sobre el uso del automóvil.

Mencionó que 80 por ciento de los precursores de contaminantes provienen de las fuentes móviles, que son los vehículos.