Urge un Instituto Metropolitano de Movilidad: Indira Kempis

Sólo tres municipios en la entidad cuentan con dependencias descentralizadas para proyectos de movilidad, lo cual, destacó la activista, es insuficiente.

Monterrey

Para la activista Indira Kempis Martínez es indispensable que exista una visión metropolitana en los proyectos de infraestructura para que no se privilegie sólo la que se realiza para los autos, por lo cual, enfatizó, es urgente la creación de un Instituto Metropolitano de Movilidad en Nuevo León.

De acuerdo a la maestra en Política Pública, sólo tres municipios en la entidad cuentan con dependencias descentralizadas para proyectos de movilidad, lo cual, destacó, es insuficiente y no permite avizorar un futuro sustentable y amigable con el espacio público y el peatón.

“En Nuevo León nada más tenemos tres instituciones públicas descentralizadas dedicadas a la planeación y que deben de ver estos proyectos de infraestructura, que son Monterrey, Guadalupe y Linares.

“Sin embargo, San Pedro lo quitó. No tenemos un instituto metropolitano del cual deberían de salir más proyectos de movilidad, necesitamos, urgen instituciones que operen administrativamente estos proyectos, que los diseñen y los ejecuten con una visión metropolitana, si la visión metropolitana no existe para los siguientes años, entonces sí ¡agarrémonos!”, aseguró la aspirante independiente a una candidatura a diputada local por el sexto distrito.

Según Indira Kempis, son tres los picos de este triángulo de la infraestructura vial en los que hay que poner atención, el legal, el cultural y el administrativo.

TE RECOMENDAMOS: Buscan abrir la política a personas con discapacidad

“Primero, en la parte legal, la prioridad de la agenda de la Ley de Desarrollo Urbano para con incentivos y castigos, bajar eso de forma estatal a lo municipal para que los cabildos puedan debatirlo, adaptarlo y crear procesos dentro de las administraciones municipales.

“Y, por otra parte, el presupuesto, la mayor parte del presupuesto tanto estatal como municipal está enfocado en el modelo antiguo de ciudad, que es construir, mantener, proyectar vialidades, un modelo de hace 30 años, hoy, si no cambiamos esta parte legal y administrativa difícil vamos a avanzar”, afirmó la ambientalista.

A decir de Kempis Martínez, otro punto importante es la cultura que aún existe en la ciudad de que el auto es la única opción de movilidad “digna”.

 “La otra es la cultura que tenemos de movilidad en esta ciudad, la mayor parte de las personas piensan que la única opción es el automóvil, que si no hay vialidades para automóviles, colapsamos, que si no hay estacionamientos para automóviles, colapsamos.

“En el imaginario cultural, el transporte público, caminar, utilizar la bici, la moto, las patinetas para trasladarnos, es sinónimo de pobreza, entonces la gente piensa que eso es malo, que es indigno”, criticó.

Y, según ella, el tercer factor clave es la necesidad de que existan al frente de los proyectos de movilidad personas capacitadas en el tema, “y no amigos o compadres del funcionario en turno”.

“Y, el tercer pico del triángulo, es quienes hoy administran esos proyectos, porque no están gestionando de la mejor manera posible, que aunque sean pocos recursos, pocas leyes, poca cultura, salgan unos proyectos que auguren, que incentiven, que provean la mejor infraestructura, para que entonces la gente comience a cambiar hábitos”, puntualizó.

PZVB