Se incrementan los nacimientos de bebés prematuros en Jalisco

Nacer antes de tiempo es la primera causa de muerte de recién nacidos en el mundo. Para revertir esta estadística hacen falta más unidades de terapia intensiva neonatal.

Guadalajara

Miguel pesaba poco menos que un kilo de tortillas cuando nació. No podía respirar por sí solo, ni succionaba. A los 18 días el diminuto y flaco bebé yace dentro de una cuna térmica que simula la temperatura intrauterina. Es alimentado a través de una sonda más grande que su brazo donde va insertada y se advierte su respiración en el frágil torso, que se hunde y levanta agitadamente. Conectado a varios aparatos y monitores, su imagen parece milagrosa. Y al alzar la vista ésta se replica: no hay uno ni dos, sino más de una decena de bebés luchando como él, ese día de visita en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales Externos (Ucinex) del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) “Fray Antonio Alcalde”.

Miguel nació a las treinta semanas de gestación. Muy seguramente este ‘sietemesino’ no habría podido sobrevivir de no haber sido trasladado a la Ucinex, la  unidad pionera y la más grande en el occidente de México dedicada a la atención y tratamiento de pacientes neonatos externos. Aquí ingresan cada año un promedio de 600 bebés nacidos en otros hospitales de Jalisco y estados vecinos, quienes requieren el servicio de terapia intensiva por nacimiento prematuro y/o malformaciones congénitas que los ponen en peligro de muerte.

“Un embarazo a término es el que tiene una duración entre 38 y 41 semanas. Si el bebé  nace antes de las 37 semanas completas ya es prematuro, y la mayoría de los que ingresan aquí son prematuros extremos: bebés entre 28 y 32 semanas. Son muy chiquititos y requieren cuidado intensivo neonatal”, explicó José Alfonso Gutiérrez Padilla, jefe de la Ucinex del HCG, en entrevista con MILENIO JALISCO.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen 15 millones de bebés prematuros en el mundo, cifra que representa más de uno de cada diez recién nacidos (la media es de 12 por ciento en países pobres y de 9 por ciento en países de altos ingresos).

“Los nacimientos de bebés prematuros se han incrementado en México. De cada diez, uno es prematuro, y esto se explica por ser un país de desarrollo medio: una de sus características es que logró descender la natalidad pero aumentan los partos prematuros”, dijo el entrevistado, tras referir que en Jalisco este aumento ha sido más notorio “los últimos diez años”. La mitad de los que esta unidad de alta especialidad tiene en servicio.

Varios factores inciden en este hecho: las exigencias laborales de la madre, la contaminación ambiental y las condiciones económicas y sociales adversas que aumentan el estrés sobre la mujer en gestación y provocan que no llegue al final de su embarazo, enumeró el especialista.

La pobreza y el bajo nivel educativo de la mamá también son situaciones de riesgo recurrentes. No extraña que muchas de las progenitoras de los bebés internos en la Ucinex sean adolescentes (en Jalisco tres de cada diez nacimientos son producto de madres menores de veinte años); jóvenes, mal alimentadas, que no llevaron un buen control prenatal. En otros casos, el nacimiento prematuro está asociada a madres añosas, situación más común en países desarrollados.

El nacimiento prematuro es la principal causa de muerte de recién nacidos en el mundo (se considera esta etapa como las cuatro primeras semanas de vida). La OMS estima que anualmente muere un millón de bebés en esta condición. En su reporte Nacido Demasiado Pronto: Informe de Acción Global sobre Nacimientos Prematuros destaca que de tomarse en cuenta todas las muertes de niños menores de cinco años, el nacimiento prematuro sólo es rebasada por las infecciones respiratorias como la principal causa de mortalidad en este grupo de edad.

“En México de cada diez bebés prematuros, dos van a fallecer”, agregó Gutiérrez Padilla. La mayoría se salva gracias a las intervenciones médicas, pero también es cierto que aunque existen avances tecnológicos para lograr la supervivencia de bebés tan inmaduros, las unidades de terapia intensiva neonatal requieren de una importante inversión, por lo cual “ni siquiera grandes hospitales en la ciudad de México cuentan con una unidad especializada en esta atención”, apuntó. Y es que adicional a los cuneros especiales exige una enfermera asignada las 24 horas de día, apoyo de nutricionista y supervisión del neonatólogo capacitado en estos cuidados. 

ALTO COSTO

Hoy, la población sin seguridad social de Jalisco tiene pocas opciones de cuidados intensivos neonatales: el Hospital de la Mujer y la Maternidad López Mateos cuentan con una unidad –con menos incubadoras que la Ucinex- y está la unidad del Hospital Civil de Guadalajara “Juan I. Menchaca”. Si bien, a estas instituciones son derivadas las pacientes con embarazos de alto riesgo, por lo cual la mayoría de los cuneros especiales son ocupados por sus hijos ahí nacidos. Los prematuros de los diez hospitales regionales deben ser referidos al HCG.

En la Ucinex del Hospital Civil de Guadalajara, la estancia promedio de un bebé ronda entre 15 y 22 días, con un costo de operación estimado de 25 mil pesos cada uno. En el medio privado, la estancia en terapia intensiva neonatal llega a los 50 mil pesos diarios. Una cantidad incosteable para la clase media; imposible para los que llegan al HCG, la mayoría bebés de las familias más pobres. Aquí, el costo de atención hoy se absorbe casi íntegro a través de la bolsa de Gastos Catastróficos del Seguro Popular.

El médico concluye que faltan en Jalisco cuando menos tres unidades más de cuidados intensivos neonatales para hacer frente a la demanda. 

Sin embargo, José Alfonso Gutiérrez puntualizó que también hay medidas sencillas que permitirían evitar nacimientos prematuros y es necesario difundir: prepararse para el embarazo; llevar un buen control prenatal; eliminar el consumo de tabaco, alcohol y sustancias tóxicas y evitar los entornos violentos y poco saludables. En suma, educación. Un activo que no todas las mamás y sus parejas poseen, y que se les trata de proveer a posteriori con apoyo de las enfermeras y especialistas, cada día que acuden a la Ucinex a la hora permitida de visita en la terapia intensiva. Con la esperanza de que, al dar de alta a los bebés que logran sobrevivir, sepan impulsar su desarrollo.

Miguel no tiene fecha de alta aún. Pero va bien: 1,200 gramos. Y está vivo.

:CLAVES

NACER ANTES DE TIEMPO

Los nacimientos prematuros son los que ocurren antes de completar las 37 semanas de gestación. Un embarazo a término va de las 38 a las 41 semanas.

15 millones de bebés en el mundo nacen prematuramente al año.

1 millón de estos bebés prematuros fallecen.

Un gran número no cuantificado sufren algún tipo de discapacidad física, neurológica o trastornos de aprendizaje.

El nacimiento prematuro es la principal causa de muertes de recién nacidos en el mundo.

Los 10 países con mayor tasa de nacimientos prematuros en el mundo son: India, China, Nigeria, Pakistán, Indonesia, Estados Unidos, Bangladesh, Filipinas, República Democrática del Congo y Brasil.

Los nacimientos prematuros han aumentado en los últimos 20 años.

La supervivencia de los bebés prematuros ha mejorado gracias a los avances médicos y cuidados neonatales.


Fuente: Nacido Demasiado Pronto: Informe de Acción Global sobre Nacimientos Prematuros. Organización Mundial de la Salud, disponible en internet.